Las dificultades para construir un edificio de madera en el país de la madera

Las condiciones, tales como trabajar con producto gallego certificado, fueron un obstáculo y hay que repetir proceso


lugo / la voz

En el país de la madera, construir un edificio, desde los cimientos hasta el techo, en ese material tiene sus dificultades. Lo saben bien en el Concello de Lugo, donde el martes se encontraron con que ninguna empresa había presentado ofertas para levantar el Impulso Verde, una de las apuestas fuertes del proyecto de barrio ecológico de la capital. Eso, a pesar que el importe de la obra para la construcción del edificio en madera supera los 1,2 millones; una cantidad más que respetable.

Que el concurso quedase desierto esta primera vez -algo que para a ojos del PP demuestra el «fracaso do proxecto estrela da alcaldesa»- responde a múltiples motivos, aunque probablemente tenga mucho que ver que los criterios que establecía el pliego de condiciones, inspirado por la universidad eran muy exigentes. Para comenzar, ahora mismo en Galicia no abundan las empresas con capacidad y conocimientos técnicos para levantar una edificación de tal magnitud en madera. En Lugo, probablemente solo un par de firmas tenga los suficientes conocimientos y recursos. Además el pliego recogía una importante penalización si la empresa se retiraba, lo cual también pudo ser un motivo para no presentarse.

Además, el tiempo jugó en contra del Impulso Verde. Primero, porque fue el pasado 7 de agosto cuando la junta de gobierno local aprobó el pliego, por lo que las empresas solo dispusieron de un mes, concretamente el de agosto, para estudiar todas las cláusulas y decidir si se adentraban en la aventura. Teniendo en cuenta que es el mes de vacaciones por excelencia, todo juega en contra.

El factor tiempo presenta otra arista. Según recoge el pliego, «o prazo previsto para realización do Proxecto Life Lugo+ Biodinámico remata o 30 de xuño de 2020, polo que considerando o prazo previsto de execución da obra de 12 meses, tense constancia de que está a tramitarse unha prórroga do proxecto de 18 meses que permita finalizar dentro do prazo as accións vinculadas á construción do edificio». Los plazos en este caso son doblemente importantes, puesto que el cumplimiento de los tiempos es clave para la financiación europea».

El proyecto Life Lugo + Biodinámico aspira a marcar un nuevo camino en el diseño y construcción de barrios y por lo tanto es ambicioso. Y el edificio Impulso Verde, como bandera de esa nueva forma sostenible de entender la ciudad, también lo es. Tanto, que los pliegos del proyecto para la construcción del edificio bebieron directamente de la universidad, demostrándose una notable distancia entre los conceptos teóricos y su aplicación. Un ejemplo es que la edificación deberá levantarse en madera autóctona certificada, y hoy por hoy todavía no es fácil acceder al material acreditado. Construir en madera todavía es difícil en Galicia, aunque el concurso puede sacarse de nuevo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Las dificultades para construir un edificio de madera en el país de la madera