Los jabalíes vuelven a criar entre las matas de maleza de la ciudad

En O Carme, San Lázaro o San Fiz hay auténticas «selvas» donde viven todo el año


Lugo / La Voz

Aunque el número de turistas empieza a descender con la llegada de septiembre y el fin del verano, continúan llegando visitantes nuevos a la ciudad. Son mamíferos que pueden alcanzar los 140 kilogramos de peso e incluso superarlos y, aunque acaban de aterrizar, ya conocen algunos de los rincones de Lugo. Los primeros jabalíes fueron avistados la semana pasada en zonas próximas al centro urbano. Entonces, la Consellería de Medio Ambiente decidió reactivar el plan de control poblacional con arqueros profesionales que darán caza a los animales y mediante esperas nocturnas en zonas urbanas y periurbanas. Desde la semana pasada, los jabalíes pasean de nuevo y, especialmente por la noche o en horas cercanas al amanecer. Revuelven y destrozan a sus anchas especialmente en zonas como San Lázaro, la Ronda do Carme, San Fiz y por el margen de la N-VI, a la altura de su intersección con la LU-11, al borde del río Miño.

El entorno de San Lázaro está lleno de maleza y basura
El entorno de San Lázaro está lleno de maleza y basura

Sus rincones favoritos

El domingo, los animales decidieron conquistar la Fonte dos Ranchos. Concretamente, la zona ajardinada que hay en la intersección entre la Ronda do Carme y Marqués de Ombreiro. Parece ser que este es uno de los rincones favoritos de los jabalíes. Así lo dicen las huellas que dejó un ejemplar adulto que paseó por el lugar rodeado de sus jabatos, tal y como recogieron unos viandantes en un vídeo.

En la mediana de la Ronda do Carme también existen marcas que prueban que los jabalíes han pasado por allí. A ambos lados de esta calle se pueden ver fincas sin desbrozar, llenas de maleza. Un entorno perfecto que invita a estos animales a quedarse unas cuantas noches más en la ciudad.

La mediana de la Ronda do Carme, visiblemente dañada por los jabalíes
La mediana de la Ronda do Carme, visiblemente dañada por los jabalíes

En San Fiz, una finca que pertenece al Ministerio de Defensa está repleta de hierba aunque, comparada con otras parcelas colindantes, esta no es la que tiene el mejor colchón para los jabalíes.

En las inmediaciones del Campus de Lugo, en la N-VI, la zona verde que conforma el entorno del Miño podría ser otro de los rincones de ensueño de estos animales. Las zanjas que dejan a su paso se perciben a simple vista.

Junto al Miño y a la altura de Arias Nadela, también se pueden ver socavones que ya tienen unos meses de antigüedad y que, posiblemente, dejaron los jabalíes que ya fueron capturados por los arqueros hace meses. El entorno del río es una de las zonas más cómodas de la ciudad para estos suidos, que tienen agua para beber y un sinfín de zonas en las que resguardarse.

En San Lázaro la situación no es más esperanzadora. Las fincas privadas están llenas de basura, con plásticos, pelos de animales, sacos de trigo vacíos y tal cantidad de maleza que la zona, más que periurbana, parece una selva. Además, las cunetas de San Lázaro no están desbrozadas y, en algunos tramos de la calzada habilitada para el paso de vehículos, resulta casi imposible continuar el camino.

;
Los jabalíes vuelven a Lugo Un estudio previo al plan de control poblacional que se llevó a cabo en Lugo con arqueros profesionales determinó que en las zonas próximas a la ciudad habitaban 770 ejemplares

Los problemas: la falta de limpieza municipal y particular en todos los terrenos

La medida de contención más eficaz contra los jabalíes es el desbroce. Si la ciudad está rodeada de un flotador de maleza, los animales encuentran en estas fincas el mejor colchón posible. Es entonces cuando los cerdos salvajes recorren calles y jardines para revolver la tierra, buscando semillas o algo que pueda servirles de alimento.

El calor y la humedad del verano han derivado en que la vegetación alcance la calificación de selva. Por ello, es necesario agilizar las limpiezas municipales en todas las fincas de la ciudad. También es necesario rozar los terrenos de los particulares. Comprobar que las fincas están limpias es también competencia del ayuntamiento.

Un estudio realizado hace meses cifró en 770 la población total de jabalíes en las zonas próximas a Lugo. Los arqueros cazaron un total de 11, en 45 esperas nocturnas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los jabalíes vuelven a criar entre las matas de maleza de la ciudad