El paseo de los vestidos de novia ya no existe

Urbaser ha retirado el fantasmagórico vertido de ropa aparecido en una aldea de Lugo

Los operarios de limpieza han quitado los vestidos del camino de Muxa
Los operarios de limpieza han quitado los vestidos del camino de Muxa

Lugo / La Voz

Si alguna novia pretendía encontrar en Muxa alguna ganga para vestirse el día de su boda, se puede ir olvidando. Urbaser retiró esta semana el vertido de ropa que apareció a mediados de agosto en esta parroquia de Lugo, donde es frecuente tropezar con todo tipo de residuos amontonados sin control.

Los operarios de limpieza descolgaron también el fantasmagórico muestrario de vestidos de boda, bautizos y comuniones descubierto junto al Camiño dos Caxigueiros, cerca de la urbanización A Campiña. Alguien se había dedicado a colocar los blancos modelos en las ramas de los árboles.

«A roupa que tiran por aquí vale para poñer. Está case intacta», lamenta la presidenta de la asociación de vecinos Piñeiro Rancho Grande, Flora Rubinos. «Os vestidos viñan da tinturería, porque ata traían o plástico. Daba dolor tocarlles. Estaban dun só uso, limpos e punto. Ata penso que algún dos bautizos nin os estrearan. Non sei, o camioneto que apareceu deles foi moito».

Cuenta Rubinos que un coche del ayuntamiento se pasó a localizar los vertederos tras la denuncia de los vecinos y que estos días anduvo por la zona un vehículo de la compañía de limpieza para retirar la basura acumulada. «Limparon todo. Os catro focos que había, todos. Tamén o último que encontrei eu, que estaba cheo de sofás e porquería», añade la representante vecinal.

Las parroquias de Burgo, Bóveda, Mazoi o Muxa se han convertido en un vertedero incontrolado de la capital y aunque desde el gobierno local se ha hecho un llamamiento al civismo, poco han conseguido. Los servicios municipales peinan la zona cada dos meses, pero también atienden las llamadas puntuales.

Es posible que los vestidos retirados en San Salvador de Muxa tengan todavía una segunda oportunidad. Fuentes municipales confirman que los residuos recogidos se separan y se tratan en función de su peligrosidad. Algunos se envían a Sogama, otros al punto limpio y los que están en mejor estado se intentan reutilizar.

«Recóllese moito lixo ao cabo do ano», denuncia Rubinos, que no duda en que los vertederos incontrolados reaparecerán. «Hai moita xente maleducada que tira cousas onde lle coincide. Xa non é só nun punto en concreto. Nin eses catro focos que temos vixiados respectan, tiran as cousas onde lles da a gana».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El paseo de los vestidos de novia ya no existe