El bebé maltratado de Lugo y su vida en medio de la basura

Trabajadores de las empresas de limpieza aseguran que nunca se encontraron con algo semejante

Imagen del rellano de la escalera donde vivía el bebé maltratado de Lugo
Imagen del rellano de la escalera donde vivía el bebé maltratado de Lugo

LUGO / LA VOZ

Rodeado de una tonelada y media de basura, en medio de excrementos, supuestamente alimentándose de leche que sus progenitores almacenaban en una lata de conserva y sin bañarlo. Así vivía el bebé de dos meses que ingresó en el hospital de Lugo en estado grave dadas las contusiones y heridas que presentaba en varias partes del cuerpo, supuestamente ocasionadas por sus padres. «Sentíamos chorar ao neno pero para nós era un chorar normal, nada fora do común», indicó una vecina. «O neno choraba máis do normal pero na miña vida imaxinei tal cousa», explica otro residente en el edificio, que añade que en alguna ocasión le llamó la atención a la pareja por el ruido que hacían en la vivienda.

Entrar en el edificio número 23 de la calle Irmáns Carro donde residían estos padres con su pequeño y encontrarse con un olor nauseabundo fue todo uno, de ahí la pregunta a los vecinos: Y ustedes con este olor, ¿no alertan a la policía o a los servicios sociales de que algo grave puede estar sucediendo y más cuando hay un bebé? Todos reconocen el hedor en el inmueble, que la pareja «atufaba» y dejaba olor a «estiércol» en el ascensor, pero indican que lo remediaban echando colonia cuando estos hacían uso del mismo. «Nunha ocasión tiven unha filtración. Díxenllo pero eles pasaron de todo e tiven que pagar eu o arranxo. Son xente rara, que non se relaciona con ninguén. Cando a vin embarazada sorprendeume e despois de parir vina dúas ou tres veces co neno no colo», indica un vecino del edificio.

Basura retirada del piso de Lugo donde vivía el bebé
Basura retirada del piso de Lugo donde vivía el bebé

Personas que trabajaron en las labores de limpieza de la vivienda aseguran que jamás en su trayectoria profesional se encontraron con semejante basurero en el interior de un piso. «Víñasenos o lixo enriba e temíamos atoparnos algún animal morto. A bañeira non había por onde collela. Había restos de excrementos e tubaxes feitas un desastre. Un poboado chabolista comparado a isto é unha suite», cuentan.

Tres días de trabajo

Después de tres días intensos de trabajo y de pasar por la vivienda tres empresas de limpieza diferentes, los trabajos finalizaron el jueves por la tarde. Todavía se desconocen los gastos que supuso la limpieza de la vivienda pero ayer el Concello de Lugo ya avanzó que analizará con servicios sociales y demás departamentos la situación de estos padres para reclamarles los gastos.

A falta de conocer estas cifras, se prevé que el coste sea elevado. Tres empresas pasaron por la vivienda para realizar estas labores y utilizaron productos tan tóxicos que tras ser usados nadie podía acceder al piso en las doce horas siguientes.

Los primeros en trabajar en la vivienda fueron los operarios de Urbaser, que junto con agentes de la Policía Local, retiraron la basura del piso. Hicieron uso de mascarillas, monos y calzas. También fueron necesarios varios vehículos de la empresa para trasladar los residuos, que fueron estacionados en las dos entradas que dan acceso al edificio. El martes por la tarde, bolsas negras repletas de basura bajaban por el ascensor desde el cuarto piso para ser depositadas en los vehículos de Urbaser y ser trasladadas al vertedero. Por su parte, el material de mayor volumen, como colchones o somieres, fueron arrojados por las ventanas.

Los padres del bebé, Pili L.F y Manuel S.V siguen en libertad y viviendo en el piso desde el jueves, pues les entregaron las llaves tras la limpieza. Ella es una lucense adoptada y nacida en 1980. Estudió magisterio, no terminó la carrera e impartía clases particulares. La última, el miércoles. Él es de Badajoz y no trabaja.

Concellos como Palas recogen cinco toneladas de basura al día

Una tonelada y media de basura es la cantidad total que, según la concejalía de Medio Ambiente del Concello de Lugo, retiraron los servicios de limpieza del piso cuarto izquierda del edificio número 23 de la calle Irmáns Carro, donde residen nuevamente desde el jueves los padres del bebé supuestamente maltratado. Una limpieza que también se vio complicada dada la falta de suministro de agua. Hubo que transportar garrafas hasta el piso.

La cantidad retirada de basura llama la atención, y más al saber que municipios como Palas de Rei o Becerreá recogen, a diario, cinco o siete toneladas respectivamente de basura. Vilalba, la capital de la Terra Chá, acumula a diario unas ocho toneladas de basura.

El concello de Lugo reclamará los gastos de limpieza en el piso del bebé maltratado

Tania Taboada

Analizarán con servicios sociales la situación económica de los progenitores para valorar dicha reclamación

El concello de Lugo reclamará los gastos de limpieza y desinfección en la casa del bebé de dos meses que supuestamente fue maltratado por sus progenitores y se encuentra ingresado en el hospital de Lugo por sus graves lesiones. Fuentes municipales avanzaron que analizarán con servicios sociales y demás departamentos la situación económica de los padres del menor, que convivían con una tonelada y media de basura en la vivienda. 

Los servicios de limpieza finalizaron sobre las tres de la tarde de ayer los trabajos en la vivienda familiar, después de dos días intensos de retirada de residuos, desinfección y desratización. Para lograrlo fueron necesarias tres empresas diferentes, con refuerzo de personal, que tras finalizar sus tareas colocaron un cartel en la puerta principal de la casa prohibiendo la entrada a toda persona durante 12 horas dada la toxicidad de los productos utilizados para la limpieza.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El bebé maltratado de Lugo y su vida en medio de la basura