Más de un centenar de bautismos aéreos en el cielo de Rozas

El Criterium aeronáutico comenzó este jueves con gran afluencia de público


Lugo / La Voz

La décimo cuarta edición del Criterium aeronáutico arrancó ayer en Rozas satisfaciendo la curiosidad de todos los visitantes y cumpliendo los sueños de un buen puñado de ellos. Los bautismos aéreos, ya sean en paracaídas, en vuelo acrobático o en avioneta, fueron de lo más demandado en la primera de las cuatro jornadas del evento.

En total, y si la meteorología lo permite, cada día un centenar de personas pueden disfrutar de su primera experiencia en los cielos de Rozas. Es el caso de Jesús, de Burela, al que su mujer, Raquel, regaló para celebrar su cuarenta cumpleaños un salto en paracaídas. «Indescritible. A sensación de estar nas mans de alguén é incrible, xérache tensión, pero non medo. Repetiría, dende logo», comentaba Jesús tras su debut en paracaídas mientras su mujer reconocía que ella probablemente pasó más miedo.

Hubo quien disfrutó de los vuelos acrobáticos y quienes se limitaron a los bautismos en avioneta. Actividades todas que atrajeron la mirada de un público que no perdió la oportunidad de conocer cómo funcionan aviones como el de teledetección que el INTA mostraba en Rozas. Un aparato del año 84 que en su momento hacía la ruta de Correos Madrid-Canarias y que ahora se mueve por toda Europa con tareas de investigación.

«Hoy de aquí salen todos con la foto en la cabina como perfil del WhatsApp», comentaban algunos de los profesionales que estos días explican a los visitantes las intrahistorias de los aviones tripulados y no tripulados que se exponen en Rozas. Un pequeño paraíso para los amantes de la aeronáutica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de un centenar de bautismos aéreos en el cielo de Rozas