«Vamos a suplir el déficit de agentes con trabajo y redoblando esfuerzos»

El jefe de la Policía Local modificará la estructura del Cuerpo para combinar polivalencia y especialidad


LUGO / LA VOZ

Tras cinco meses sin jefe, la Policía Local de Lugo tiene nuevo responsable. El encargado de tomar las riendas es Jesús Piñeiro (Lugo, 1960), un inspector del que destaca su veteranía, profesionalidad y carácter operativo. Piñeiro, que así lo conocen, fue nombrado por decreto de la alcaldía este lunes para ser el nuevo jefe del Cuerpo de Policía Local bajo los criterios de mérito y capacidad. Aunque coge las riendas en un momento delicado dado el contexto y el déficit de efectivos, afronta su nueva responsabilidad con muchas ganas y con el objetivo de generar ilusión en la plantilla. «Empieza una nueva etapa y voy a intentar aportar mi grano de arena para que la Policía Local de Lugo sea una de las más respetadas y valoradas de Galicia. Nuestro trabajo se divide en tres grandes unidades: Unidad territorial de policía de barrio con seis grupos operativos; unidad de atestados e investigación de accidentes y unidad administrativa. Con esta distribución haremos lo posible para atender las demandas de los lucenses», asegura.

Hasta el pasado mes de enero 140 agentes formaban la plantilla, pero dadas las jubilaciones anticipadas, 30 agentes pasaron a la jubilación y el número de efectivos se redujo a 89, cuando el ratio que establece la ley es de 1,8 agentes por cada mil habitantes; por lo que Lugo debería contar con unos 170 agentes. «Perdimos efectivos tanto en escala básica como en la de mando. Tenemos un total de 89 agentes, de los cuales nueve son mujeres, dos son inspectores y seis oficiales. Además, hay cuatro agentes de movilidad que están en proceso de reintegración a policía local dado que salió una orden de la Xunta para que estos, mediante un concurso oposición, puedan integrarse como policías locales. Son agentes de autoridad en el ejercicio de funciones de Tráfico exclusivamente», explica el nuevo jefe, que augura para julio de 2010 la incorporación de 18 policías en prácticas dada la cesión mediante convenio del Ayuntamiento al Ejecutivo.

Pero aún con estas dificultades y este déficit de efectivos, el nuevo jefe afronta con ganas e ilusión esta nueva responsabilidad en la que se compromete a llevar a cabo una labor de la forma más efectiva y siempre al servicio de la ciudadanía. «Organizaremos la reducida plantilla de la Policía Local para tener más presencia en la calle. Vamos a suplir el déficit de agentes con trabajo y redoblando esfuerzos. Lo prioritario es darle el mejor servicio al ciudadano», salienta.

Vínculos con otros Cuerpos

El nuevo inspector jefe solicitó reuniones con mandos de la Guardia Civil, Policía Nacional y Autonómica. También quiere reunirse con la subdelegada, jefes de la Fiscalía y judicatura y con representantes de la Federación de vecinos y comerciantes porque «ellos son los ojos, oídos y voz de todos los ciudadanos». También mantendrá encuentros con los jefes de servicio del Ayuntamiento que tengan relación directa con el trabajo de Policía Local (urbanismo, arquitectura, ingeniería...) para tratar de unificar criterios y que el ciudadano reciba una respuesta rápida a las demandas. «El objetivo es unificar criterios, ordenar la plantilla y realizar varias modificaciones en la estructura actual del Cuerpo para combinar polivalencia y especialidad, acercarnos más al ciudadano, tener presencia en los barrios y dar una respuesta rápida a las demandas vecinales», indica el nuevo jefe, que también establecerá unos planes operativos de trabajo en aquellas áreas que son de competencia de policía local (seguridad ciudadana, seguridad vial, disciplina del tráfico, control de cumplimiento de las ordenanzas municipales en cuanto a la policía administrativa y la investigación de accidentes e instrucción de atestados por delitos contra la seguridad vial).

En su idea de servir al ciudadano, Piñeiro afirma que cuenta con una gran plantilla para llevar a cabo esta misión. «El grupo de hombres y mujeres que tenemos en Comisaría son gente preparada, muy profesional y que tengo la confianza máxima en ellos. He trabajado con la mayoría en servicio de calle y nos conocemos perfectamente», asegura. Y para seguir formándose, Piñeiro adelanta que se activará un plan de formación a través del convenio entre Ayuntamiento y academia gallega y con la colaboración de la Diputación.

«Si 10 vidas tuviera, volvería a ser Policía Local en mi ciudad»

Alcanzar la mayoría de edad y vestir uniforme azul fue todo una para Jesús Piñeiro. El nuevo jefe de Policía Local accedió al Cuerpo en el año 1981 y precisamente ayer cumplió 38 años de servicio. Ascendió a cabo en 1984 y a sargento en 1993, quedando de número uno en su promoción.

Después de pasar por el Ejército (unidad de boinas verdes), descubrió su labor de futuro. «Trabajar en las Fuerzas y Cuerpos de seguridad fue una ilusión que siempre tuve y que se acrecentó tras pasar por el Ejército. Quería ser policía y ahora que llevo tantos años en Policía Local, si diez vidas tuviera, volvería a ser policía local en mi ciudad», dice.

Con tan solo 20 años empezó patrullando a pie y en solitario, cuando por aquel entonces se llamaban cuarteles a las demarcaciones territoriales actuales. Con la llegada de nuevos medios de transporte y vehículos empezaron las patrullas con binomios y se implantaron las unidades más especializadas: seguridad ciudadana, motoristas y brigada nocturna. Esta última, suprimida en 2001, la vio nacer y en ella estuvo 18 años. «Éramos 26 agentes repartidos en dos grupos de 13 y éramos una verdadera policía judicial. No se acuerda en la historia de la policía local que un grupo de efectivos trabajara tan directamente con el juzgado», recuerda.

«Todos los Cuerpos trabajamos en beneficio de la seguridad ciudadana»

Jesús Piñeiro se incorpora al nuevo puesto preparando los operativos para la que la fiesta más importante de la ciudad transcurra con total normalidad. Además de la junta local de seguridad que tuvo lugar en días pasados, este miércoles se celebró una mesa técnica en la que participaron los mandos de los otros Cuerpos. «Compartimos funciones, espacio territorial y tenemos que ser un mismo Cuerpo el que trabaje coordinado en beneficio de la seguridad ciudadana», considera el nuevo jefe de Policía Local, que recuerda la celebración de reuniones periódicas con el resto de Cuerpos para intercambiar información y trabajar en coordinación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Vamos a suplir el déficit de agentes con trabajo y redoblando esfuerzos»