«El potencial de Lucus Augusti es impresionante»

La experta, que hoy imparte una conferencia en Lugo, califica de «única» la muralla lucense


lugo / la voz

Augusta Emerita: novidades sobre a capital de Lusitania es el título de la conferencia que Trinidad Nogales Basarrate imparte esta tarde en la Casa do Saber a partir de las 19.30 horas. Ella es una de las voces españolas más reconocidas en cuanto a legado romano y en la actualidad dirige el Museo Nacional de arte romano de Mérida, una institución que visitan cada año más de 230.000 personas y que se ha convertido, como la ciudad, en un referente cultural y de turismo.

-Mérida se ha convertido en un referente del legado romano. ¿Cree que Lugo, con la muralla, el puente o las termas tiene el mismo potencial?

-Por supuesto, el potencial de Lucus Augusti es impresionante y el conjunto de la muralla es único en la Península Ibérica. Creo que con las de Ávila y Barcelona son de los conjuntos amurallados más importantes.

-¿Percibe que en el mundo turístico Lugo tiene cierto tirón precisamente por su patrimonio?

-Creo que tiene un enorme tirón porque Lugo aúna que a la etapa romana la sucedieron otras etapas históricas que también están bien representadas, sobre todo el mundo bajomedieval. Pero conservar en este estado tan completo estas murallas es muy difícil y meritorio porque suelen amortizarse, colocar edificaciones adosadas que las ocultan o se suelen derruir, por eso es un potencial turístico de primer orden. Creo que tenemos que trabajar todos juntos para ofrecer productos de excelencia y vender identidad propia. No podemos pretender ser todos iguales, cada ciudad tiene su identidad patrimonial y hay que salvaguarda la y ponerla en valor.

-¿Cree que el legado romano de Lugo podría estar subexplotado?

-No tengo un análisis riguroso del flujo de visitantes a Lugo, pero por ejemplo en el caso de Mérida el hecho de que Extremadura tenga unas pésimas comunicaciones, sobre todo ferroviarias, nos está lastrando. Por eso ahora el Consejo de Europa intenta potenciar los itinerarios culturales, para que creemos redes. Que si uno va a la zona del noroeste, pueda comenzar un circuito con la cultura romana y acabar con el gran esplendor del camino de Santiago del Medievo. En el caso emeritense manejamos cifras importantes de visitantes también porque hay eventos como puede ser el Festival de teatro clásico de Mérida que aporta un caudal de visitantes importante.

-¿Hay alguna ciudad parecida a Lugo en la que pueda reflejarse?

-Hay ejemplos, como puede ser Segovia, que cuenta con el acueducto, pero en su caso está próximo a Madrid, que es donde recala el gran flujo turístico internacional, y eso le ayuda.

-¿Cuál es la clave para lograr que el legado patrimonial llegue a la sociedad?

-Hay un elemento muy importante, que es implicar a la ciudadanía en su patrimonio. Nosotros en el museo hemos conseguido que los emeritenses se identifiquen absolutamente con su patrimonio, y eso es un trabajo de larguísimo recorrido que tiene que comenzar en la escuela con proyectos como el que se hizo en Mérida de que cada escuela adoptaba un monumento. Luego, hemos trabajado codo con codo para hacer asociaciones ciudadanas o en el voluntariado cultural, que tiene un éxito enorme. Es gente ya jubilada que apoya todas las actividades del museo.

-¿Y de cara al exterior?

-Mérida dio en el 1993 un gran salto cuando fue declarada patrimonio de la humanidad, porque formar parte de esa red fue un punto de inflexión en la proyección. Eso también implica que uno tiene que ser más respetuoso y cuidadoso. La proyección internacional es algo que hemos trabajado mucho desde el museo. Como museo nacional, dependemos del Ministerio de Cultura y Deporte e intentamos estar en todos los foros internacionales sobre el mundo romano, formamos parte de comités científicos o congresos internacionales.

«Es básico que la muralla sea permeable a la ciudadanía»

¿Cobrar o no cobrar por acceder a patrimonios como la muralla lucense? Esa es la pregunta y Trinidad Nogales lo tiene claro:

-El que la muralla sea permeable a la ciudadanía y forme parte de la vida es básico. Es una seña de identidad de los lucenses. Ahora bien, es verdad que en el patrimonio hace falta mucha inversión y que gracias a determinados proyectos se pueden conseguir fondos para esa conservación. Por ejemplo los foros de Roma, que se pueden ver desde la calle, en la temporada alta turística tienen un espectáculo de luz y sonido maravilloso que es de pago y que ofrece la posibilidad de profundizar en ellos. Eso permite arreglar y trabajar más sobre ese patrimonio.

-¿Qué opinión le merecen las fiestas de recreación histórica como el Arde Lucus?

-Siempre y cuando mantenga un rigor y un nivel y no se conviertan en un totum revolutum, son importantes. Ahora en Mérida se celebra algo similar que es el Emérita Lúdica, y desde el museo prestamos asesoramiento a las asociaciones culturales de la ciudad de diferentes tipos para que la gente cuando se tiene que hacer la indumentaria sepa cómo deben ir, para que no se convierta en una especie de carnaval. Cada uno dentro de sus posibilidades y con lo que más le gusta, pero con cierto rigor. Las instituciones culturales, los museos, tienen el deber y la obligación de estar apoyando esas iniciativas para que no se conviertan en algo carnavalero. Se deben hacer bien porque son una proyección importante de la ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«El potencial de Lucus Augusti es impresionante»