El Concello de Lugo busca empresa para cuidar más de 4.200 árboles

El anterior contrato de mantenimiento de las zonas verdes solo contemplaba 1.914


lugo / la voz

El Concello busca cuidador para 4.272 árboles. Esa es la cantidad que figurará en el nuevo contrato de conservación y mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad y las que son propiedad de la institución municipal. La adjudicación correspondiente al concurso de 2012 fue para la empresa lucense Calfensa que sigue operando hasta que se produzca la nueva adjudicación.

El nuevo contrato supone un aumento considerable en lo que a especies arbóreas respecta. Pasa de las 1.914 del documento anterior a las 4.272, según explicaron fuentes municipales. Además, también hay un aumento considerable en cuanto al número de hectáreas a las que tendrá que hacer frente el nuevo adjudicatario. Hasta ahora eran 88,8 y, con la entrada en vigor de la nueva adjudicación, serán 12 que corresponden a 102 hectáreas. «O esforzo que imos facer en zonas verdes na cidade non ten precedentes», aseguró una fuente del gobierno socialista.

El número de calles arboladas aumenta también de manera destacada. Pasa de 159 a 244.

A mayores de este servicio, el Concello de Lugo tiene que mantener también un contrato correspondiente al servicio de reparación, conservación y mantenimiento de maquinaria de jardinería que es de su propiedad. Este contrato ya está resuelto. La adjudicación fue realizada a otra empresa lucense, Comercial Emilio.

Ahora está en fase de terminación el articulado del nuevo concurso que no solo prevé la atención de los árboles sino que incluye la atención de jardines que han de tener flores en algunas zonas, varias veces por temporada. La empresa deberá dedicarse también a las podas, la aplicación de los tratamientos, los trasplantes, podado de setos y tratamiento múltiples.

Otra misión de la empresa que se quede con el concurso es la del abonado de los terrenos. En las bases de 2012 figura la necesidad de que este abonado se haga de cuatro a seis veces al año. Otra de las labores a realizar es la del tratamiento de heridas en árboles y arbustos con desinfección y cicatrización.

Más verde

El Concello ha de apostar firmemente por mejorar el aspecto de parques y jardines. Tiene que cerrar la página de una Praza Maior con parterres abandonados, sin renovar y pocas flores. El nuevo contrato ha de suponer un impulso definitivo para presumir de ciudad verde y cuidada con esmero. Cada uno de esos cuatro mil y pico árboles es como un vecino más que ha de ser valorado y cuidado como un gran bien natural.

El adjudicatario tendrá que inspeccionar y valorar los daños vandálicos

Figuraba en el contrato anterior y continuará en el nuevo, según indicaron fuentes municipales. La empresa que se quede con el servicio tendrá que ocuparse de la valoración e inspección de los daños vandálicos que se causen en las zonas verdes. Tendrá que elaborar un informe y trasladárselo al Concello. Será utilizado en caso de que se conozca la autoría de los daños. El, o los implicados, tendrán que abonarlos y, además, afrontar la pena correspondiente en caso de que incurriesen en un delito de daños.

El Parque Rosalía de Castro es una de las zonas más afectadas. El recinto acoge periódicamente la celebración de botellones con la participación de centenares de jóvenes. Al día siguiente, es preciso reforzar el servicio de limpieza para recoger la basura. En ocasiones también se aprecian daños en plantas y elementos del mobiliario.

Por fortuna, el principal pulmón verde de la ciudad dejó de acoger algunas celebraciones del Arde Lucus.

Aumenta a la mitad el número de bancos que ya llegan a los 1.500

El nuevo contrato también establece un aumento en el número de bancos que la empresa tendrá que mantener en estado adecuado. El Concello prevé un total de 1.500 unidades. En el anterior contrato este número no llegaba a los 750.

Otro de los cometidos será el de cuidar las fuentes de agua de consumo público. Son en total 72. Hasta ahora, su cuidado recaía directamente en el Concello. También entran en el nuevo contrato doce estanques que tampoco estaban incluidos anteriormente en la lista.

No son solo los citados los únicos incrementos. El documento incluye la atención de nuevas rutas, en concreto la que va desde la antigua ETAP a Ombreiro, la ruta del río Mera y desde la estación de aguas residuales hasta el río Chamoso.

El aumento de prestaciones en el contrato también afecta a las rutas de senderismo que llegan a los 32 kilómetros, ocho más con respecto al contrato anterior. El Concello anunció en su momento la ampliación de zonas de paseo, especialmente por la zona del río Miño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Concello de Lugo busca empresa para cuidar más de 4.200 árboles