Empieza la campaña que termina en Arde Lucus

La guerra por conquistar el espacio local pondrá punto final con la toma de posesión, prevista el próximo 15 de junio


LUGO / LA VOZ

La pegada de carteles ya no es lo que era. Sigue siendo el acto que dispara la carrera hacia las urnas, pero son pocos los que mantienen la fórmula tradicional de los cubos, la cola y los cepillos. La lluvia que cayó esta noche tampoco favoreció el bricolaje en Lugo y la originalidad alternó en los actos de los diferentes partidos que pugnan por comandar la capital a partir del 26 de mayo. Todo parecía poco hoy para dar el pistoletazo de salida a una de las guerras más abiertas que se recuerdan por el espacio local, con una fragmentación casi sin precedentes que pondrá a prueba la solidez de las grandes mayorías. 15 días a contar desde hoy que terminarán con la jornada de reflexión. La toma de posesión no se completará hasta el 15 de junio, con Lugo abarrotada de romanos por el Arde Lucus.

«É o momento do goberno do PP», arengaba Ramón Carballo bajo la carpa levantada en la plaza Anxo Fernández Gómez. Los azules fueron los más madrugadores de la noche, a las 20.00 horas congregaban a los simpatizantes en un acto simbólico. Escenificaron una despegada del cartel; la imagen del popular tenía superpuesta otra del Ayuntamiento de Lugo y al levantarla descubrieron su lema: «#Lugoenmarcha». La presidenta provincial del Partido Popular, Elena Candia, sacaba también pecho de su candidato, «é o alcalde que Lugo precisa».

El arranque fue agridulce para los socialistas. Lara Méndez reservó unos minutos en el encuentro que los colorados organizaron en la Paza do Cantiño para acordarse de Rubalcaba, en estado grave de salud, «o noso querido Alfredo», lamentaba. Defendió los años en los que el PSOE llevó el timón del gobierno local y argumentó que «as grandes transformacións de Lugo sempre veñen da man dos socialistas».

Un Lugo valiente es la apuesta y la esperanza de Lugonovo, que tendrá que enfrentarse a una dura prueba con la irrupción de Unidas Podemos en el panorama político lucense. Xosé Chorén fue anoche el único alcaldable que contó con el respaldo de su líder autonómico en Lugo. El portavoz del grupo En Marea, Luis Villares, dijo que el 26 Galicia se juega mucho. «Fagamos bandeira da xustiza social», animaba Chorén. En su acto también participó la candidata de la formación por Europa, Lidia Senra.

«Non me presento para competir contra ninguén, imos pola alcaldía, para que Lugo gañe e esa será a grande victoria colectiva», decía Rubén Arroxo media hora más tarde en el local comarcal del BNG de Miguel de Cervantes. Los nacionalistas presentaron también su cartel y prometieron volver a sacar las bicicletas a la calle «porque son o símbolo do noso modelo de cidade, faremos un Lugo amable e pensado para as persoas», explicaba.

Ciudadanos esperó hasta medianoche para acercarse a pegar sus carteles en el espacio habilitado al fondo de la Praza Maior. «A cidade de Lugo vive un momento de emerxencia municipal despois de catro anos de parálise, caos e desgoberno de Lara Méndez», espoleaba Olga Louzao en uno de los discursos más beligerantes de la noche. La alcaldable de la formación naranja defiende que ha llegado la hora de su partido.

Un minuto antes, Carlos Portomeñe daba el pistoletazo de salida a la carrera particular que emprende ACE, EU y Equo (unidos en coalición) por conquistar terreno municipal. La plaza Calella do Hospital, que une Santo Domingo con Carril do Son, fue escogida por la formación izquierdista para su pegada de carteles.

Alta fragmentación

Una docena de candidaturas, un número histórico en democracia que marcó récord y solo visto en 1987, libran batalla en las próximas semanas para repartirse los 25 concejales de la corporación municipal. La participación será clave en un panorama tan fragmentado (hay registrados 78.798 electores, 11.438 lucenses tendrán la opción de votar desde el exterior y 262 extranjeros tendrán derecho a votar en estas municipales). La ley electoral estipula que para optar a concejales en el reparto, las formaciones han de llegar al menos al 5 % de los votos válidos emitidos en la circunscripción. La toma de posesión se completará en pleno Arde Lucus. La ley electoral recoge que la sesión constitutiva de la nueva corporación tiene lugar el vigésimo día tras la celebración de las elecciones, lo que sitúa la fecha señalada en 15 de junio (siempre y cuando no se hubiese presentado recurso).

Parece claro que los pactos serán clave para formar gobierno y son varias las formaciones que aspiran a irrumpir en el consistorio y ser llave para entregar el bastón de mando. Además de los partidos que tuvieron representación el pasado mandato (PP, PSOE, Lugonovo, BNG, Ciudadanos y ACE) otras seis quieren su parte del pastel: Foro Lugo, GaliciaSempre, Vox, Unidas Podemos y Converxencia 21.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Empieza la campaña que termina en Arde Lucus