Detenidos quince miembros de una red de tráfico de drogas que operaba en Galicia y Asturias

Se han intervenido más de 60 kilos de hachís y más de un millar de dosis de drogas sintéticas

Dosis de MDMA
Dosis de MDMA
Agencias

La Policía Nacional ha comunicado este viernes la desarticulación de una organización dedicada al tráfico de drogas que operaba principalmente en Galicia y Asturias. La operación se ha saldado con la detención de 15 personas en distintos puntos del territorio español. Distribuían hachís que traían de Marruecos pero también drogas sintéticas como el speed y el MDMA.

El despliegue arrancó el pasado 25 de octubre con una primera detención en la plaza de España de Ferrol. El arrestado fue un joven asentado en el barrio de Recimil que, según la Policía, distribuía las sustancias estupefacientes en su propio domicilio. Allí se logró identificar a sus suministradores y a otros clientes «en uno de los procesos de abastecimiento observado por los agentes».

Dichos proveedores, ha observado la Policía Nacional, eran jóvenes «domiciliados en A Coruña, Lugo y Avilés, lugares desde los que desarrollaban su ilícita actividad». A su vez, todos ellos contaban «con grupos de jóvenes que distribuirían las sustancias estupefacientes en sus zonas de influencia y principalmente a otros jóvenes».

La organización también introducía las drogas en prisión, «contactando con mujeres de presos a los que entregaba las sustancias» para su introducción en los centros «aprovechando los bis a bis».

Según la Policía, las formas en que se abastecían de material «variaban para dificultar la acción policial», aunque finalmente «se detectó un patrón en el proceso y un nexo de unión en la Comunidad de Madrid». De hecho, fue en esa autonomía «donde se logró identificar al líder de la organización, quien introducía las sustancias estupefacientes desde Marruecos a España por diferentes medios».

Traslado a Lugo

Más tarde, los agentes también lograron interceptar un traslado de sustancias entre Madrid y Lugo. Para ese movimiento, la red planificó el viaje con dos vehículos, de manera que el turismo que circulase en posición adelantada pudiese informar de cualquier incidencia en relación a controles policiales, así como la velocidad a la que debían circular.

Ya en Lugo, agentes de la comisaría de Ferrol procedieron a localizar al transportista encargado de trasladar los estupefacientes. En su furgoneta, alquilada expresamente para el viaje, se encontraron ocultos 55 kilos de hachís.

Aparte de esta sustancia, los investigados también distribuían drogas de diseño y contaban con una plantación de marihuana para su venta.

Detenidos en Galicia, Asturias y Madrid

La red contaba con responsables en distintas comunidades y cada uno de ellos «disponía de su propia red que se encargaba de la logística necesaria». Finalmente, fueron detenidos los responsables e integrantes del grupo en el área gallega y en la asturiana. También fueron apresados los líderes de la organización en Madrid.

En total, han caído quince personas en detenciones y registros practicados en Ferrol, Lugo, A Coruña, Avilés y Madrid. Seis de los cabecillas ya han ingresado en prisión.

En cuanto al material, se intervinieron más de 60 kilogramos de hachís, un millar de dosis de MDMA y unas 60 de speed. También se recabaron pastillas de otras drogas de diseño, más de cuatro kilogramos de cogollos de marihuana, útiles para plantación de marihuana, básculas de precisión, una máquina de contar dinero y vehículos, así como otros efectos relacionados con tráfico de drogas.

Para la Policía Nacional, se trata de una «de las mayores aprehensiones de hachís y drogas de diseño en el último cuatrimestre».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Detenidos quince miembros de una red de tráfico de drogas que operaba en Galicia y Asturias