Instalación eléctrica de hace 50 años en el coro catedralicio

La joya de la catedral tiene bombillas en muy mal estado, cables a la vista y hasta interruptores destrozados


lugo / la voz

La actual instalación eléctrica del coro, una de las grandes joyas de la capital lucense, tiene por lo menos medio siglo de antigüedad. Presenta graves deficiencias que podrían generar un cortocircuito que, de producirse, tendría unas consecuencias imprevisible. Todo el conjunto, que según algunos historiadores es del siglo XVII, es de madera. Es la obra cumbre dela artista Francisco Moure. El lugar es el que ocupan las autoridades de la ciudad en las celebraciones especiales que se celebran en el templo catedralicio.

Todo el conjunto está rodeado en su parte superior de casi una veintena de bombillas acopladas a portalámparas que se encuentran en muy mal estado. Los cables que le suministran energía están a la vista. De cada dos o tres sillas hay unos interruptores que permiten el encendido de las bombillas, sin embargo ayer no funcionaban. Algunos de ellos están destrozados. En opinión de expertos, suponen un considerable riesgo porque cualquier percance se produciría en una zona de madera.

Fuentes del Obispado de Lugo explicaron que esa instalación sería retirada porque está prevista una mejora en el coro y precisamente el suministro de luz es una de las cuestiones que está previsto revisar en un futuro próximo. Apuntaron también que cualquier mejora que se lleva acabo en el templo supone una considerable inversión a la que, dicen, no es fácil hacerle frente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Instalación eléctrica de hace 50 años en el coro catedralicio