Llega el primer urinario musical

El parque Rosalía de Castro estrena un moderno aseo público tras casi quince años de espera


lugo / la voz

La espera se prolongó por unos quince años, pero desde ayer el parque Rosalía de Castro tiene un baño ultramoderno pagado por el Concello de Lugo. Tan moderno que los usuarios pueden hacer sus necesidades escuchando música ambiental. Además, dispone de un avanzado sistema de limpieza. La nueva instalación funcionará de 9 de la mañana a 10 de la noche y, a diferencia de lo que ocurre en otras ciudades no hay que pagar. Los usuarios del parque ya no tendrán que ir de bares para encontrar un sanitario. A pesar de este estreno, los váteres públicos siguen siendo escasos en la ciudad.

El súper baño tiene una larga historia. Hay que comenzar contando que hace bastante más de una década hubo baños de hombres y mujeres debajo del templete de la música. Los atendía una persona que, además de la limpieza, se ocupaba de tener tan brillantes como una patena las placas que anunciaban cual era el habitáculo según el sexo.

Esos baños acabaron siendo clausurados porque llegaron a ser utilizados para otras cosas como, por ejemplo, drogarse. De hecho, un día apareció muerta una persona en el interior. Desde la clausura no había donde hacer las necesidades fisiológicas en el parque. El Concello creyó solucionar el problema estipulando al adjudicatario de la cafetería debía dejar usar los baños a quienes fueran al parque, y sin necesidad de consumir; pero eso pocos los sabían. Entonces fue convocado un concurso para poner uno portátil, pero la historia se alargó años.

Hubo una primer concurso con adjudicación final, pero fue anulado por defectos en el tamaño de la instalación. Fue convocado de nuevo, pero ningún licitador cumplió con las dimensiones exigidas. Y a la tercera, fue la vencida.

El urinario tiene un sistema de limpieza que funciona con cada uso cada treinta segundos. Después, cada cinco usos, queda limpio el suelo de forma automática.

Ahora, falta por saber si además del uso habitual el habitáculo será utilizado para otro tipo de menesteres, como ocurría con los viejos váteres del palco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Llega el primer urinario musical