Quejas vecinales por el cierre del párking disuasorio en Rúa do Buxo

Lugonovo entregó esta mañana 400 firmas en el registro para que el Concello retire su vallado perimetral


LUGO / LA VOZ

A los vecinos de Rúa do Buxo no les gustan las vallas que el Concello ha instalado alrededor del párking disuasorio. El cierre consiste en una malla metálica de color rojo y casi dos metros de altura y Lugonovo denuncia que «máis que indicar onde se atopa o aparcadoiro, semella unha gaiola». El partido ha presentado esta mañana 400 firmas en el registro municipal solicitando su retirada y pidiendo su sustitución por otro modelo que posibilite además el paso peatonal de un lado a otro del recinto.

«Queremos dar traslado das queixas referidas pola veciñanza do barrio, que considera moi desafortunado o tipo de peche escollido», explica Xosé Chorén.

Lugonovo presentará un ruego al respecto en las próximas comisiones del pleno, en el que también recoge la preferencia de la ciudadanía para que los accesos a la parcela se hagan por la parte frontal de la misma y no por la lateral, con el fin de evitar que se tengan que suprimir las plazas ya existentes.

La formación llama también la atención sobre la colocación del cierre en el párking de Alcalde Novo Freire, justo en el lindero del terraplén en el que termina. «É bastante inútil á hora de evitar, como debera ser o seu obsextivo que, nun descoido, os vehículos se precipiten polo desnivel», señala Cristina Pérez Herráiz.

Ya se ocupan las plazas disuasorias, todavía sin rematar

MARTA DE DIOS

Dos están completamente rematados, aunque en el resto continúan los trabajos

Ya se pueden ver vehículos en algunos de los siete aparcamientos disuasorios que ha ideado el Concello. La mayoría están a medias, en diferentes fases de construcción, pero eso no impide que muchos conductores hagan uso de ellos con los diferentes peligros que ello conlleva.

El de Alcalde Novo Freire está casi a punto, pero le faltan las vallas perimetrales. Hay un peligroso desnivel en los márgenes y por la noche la falta de iluminación lo hace inseguro. Mientras, el de Alcalde Manuel Portela está a nivel, terminado y en uso, a pesar de que la entrada de los vehículos se planteó en un punto que parece poco adecuado, entre un paso de cebra y un stop.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Quejas vecinales por el cierre del párking disuasorio en Rúa do Buxo