De la piscina de Lugo al podio de Abu Dabi

Lorena García Calvo
lorena garcía calvo LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

cedidas

Vane, Isa e Iván consiguieron seis medallas en natación y demostraron la vía integradora del deporte

30 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«¡Foi tremendo!», describen entre risas y emocionados Isabel Trabado e Iván Rodríguez cuando recuerdan el momento en que se bajaron del autobús en la estación de Lugo y se encontraron a toda su gente esperándolos. Ellos, junto a Vanesa Gómez, regresaron hace unos días de Abu Dabi tras competir en los Juegos Mundiales de verano Special Olympics, una suerte de Olimpiadas para personas con discapacidad intelectual en las que confirmaron que son unos campeones. Volvieron a casa con las mochilas a reventar de anécdotas y media docena de medallas de oro, plata y bronce colgando de sus cuellos.

Isa, Vane e Iván comparten horas y vivencias en la Asociación de padres o tutores de personas con discapacidad intelectual de Lugo (Aspnais). Durante el último año cada lunes acudían puntualmente junto a su entrenador, Álvaro Fernández, a la piscina a perfeccionar brazadas, virajes y técnica con el sueño de subir a otro podio internacional. Porque en esto de las gestas deportivas no son novatos. Vane ya logró otra medalla en Japón en esquí; Isa compitió en Los Ángeles y Amberes; e Iván, en fútbol, se ganó una plata en Grecia.

Los tres son tenaces, la muestra de que el trabajo duro da sus frutos y el vivo ejemplo de que el deporte es una excelente vía para la integración en la sociedad. En Abu Dabi compartieron vivencias junto a otros 7.000 chicos de todo el mundo. Al principio era habitual ver a Iván diciéndole a su entrenador que le tradujese todo a inglés, pero al cabo de unos días Álvaro ya sobraba. «Era impresionante. Se quería comunicarse con un pakistaní, podías estar seguro de que o lograría», confiesa el técnico con un deje de orgullo.