Cuando la neurociencia es arte

La estradense Paula Rodríguez gana el concurso NeuroArt con dos retoques artísticos de fotos de tejidos de conejos


a estrada / la voz

¿Quién dijo que una foto de tejidos no puede ser una obra de arte?. La investigadora estradense Paula Rodríguez Villamayor y su director de tesis, Pablo Sánchez Quinteiro, han convertido la neurociencia en arte y han copado los dos premios en la categoría de imagen del concurso NeuroArt, convocado por la Sociedad Española de Neurociencia.

Paula es veterinaria y trabaja en el laboratorio de anatomía de la facultad de Veterinaria del Campus de Lugo (USC), donde prepara su tesis sobre el neurodesarrollo del sistema vomeronasal en los conejos. Traducido al cristiano, estudia el desarrollo del sistema encargado de detectar las feromonas, esas sustancias químicas tan importantes en la reproducción, las conductas o los comportamientos de los animales. En su día a día trabaja con fotos de tejidos vistos al microscopio y coloreados para distinguir los distintos componentes, como cartílago, hueso, nervios o epitelios. Lo que en el argot profesional se denominan «tinciones histológicas». Esas imágenes relevantes para los estudios tienen también, buscando más allá, un aquel artístico que Paula y Pablo han hecho aflorar.

La imagen con la que han ganado el concurso NeuroArt lleva por título Pop HeART, en alusión al aire pop del llamativo colorido de un sistema vomeronasal recortado de una foto mayor de la nariz del conejo. Los autores la han conseguido a base de Photoshop, retocando el colorido de la tinción histológica original.

Los investigadores han conseguido además el segundo premio con Mimicry (Mimetismo), un primer plano del órgano vomeronasal invertido y con ojos añadidos para darle aspecto de serpiente.

Este no es el primer premio de la investigadora estradense. A sus 24 años, Paula Rodríguez ya atesora otros dos. «Os coellos estanme dando moitas alegrías», bromea. «Empeceime a levar ben con eles cando fixen o meu traballo de fin de grao», cuenta. Aquel trabajo profundizaba en el estrés al que se ven sometidos los conejos domésticos, que últimamente se han puesto de moda como mascotas. «Son animais de presa, que buscan onde esconderse. Ás veces téñense nas casas no salón, con nenos... e estrésanse moito. Poden chegar a morrer», advierte.

Los otros dos premios por sus estudios sobre los conejos los ganó con un trabajo conjunto con sus compañeras de estudios Alba Nadal y Mónica López. En el tercer curso de la carrera, en abril del 2016, el equipo fue a Madrid a defender su trabajo en el Congreso para Jóvenes Pregraduados en Ciencias de la Salud. Sus investigaciones sobre el estrés en conejos resultaron premiadas. En septiembre del mismo año participaron en Lugo en el congreso Primeiros pasos na ciencia y consiguieron un premio con el póster explicativo que idearon, con texto y fotos explicando el estrés en los conejos domésticos.

Paula Rodríguez está pletórica de alegría. «O tema da investigación está complicado, pero estas pequenas cousas son alicientes que te animan a continuar», comenta satisfecha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuando la neurociencia es arte