Vrio Pack revoluciona desde Lugo el mercado del papel

La empresa ha convertido la elaboración de bolsas de papel en una opción sostenible y de futuro. Con una previsión de crecimiento anual del 20 %, en el 2020 producirán al menos 1.000 millones de unidades


Lugo / La Voz

La empresa lucense Vrio Pack, líder en la fabricación de bolsas de papel, ha apostado fuerte por el futuro aunando innovación y sostenibilidad. La firma ha revolucionado por completo el mercado del papel: con una previsión de crecimiento de entre el 15 y el 20 % anual de aquí al 2025, aspira a producir en el 2020 alrededor de 1.000 millones de bolsas de este material -900 millones para pan y pollo y un mínimo de 100 millones de bolsas de asa, principalmente, para cadenas de alimentación-. El sector, además de estar en auge, representa una apuesta clara por el medio ambiente, según destaca su gerente, Eduardo Vázquez Río: «O sector está medrando. Se prohibiran a bolsa de plástico totalmente, seríanos difícil dar servizo», afirma.

La principal línea de producción de Vrio Pack se centra en la elaboración de bolsas de papel para pan, pero también fabrican, entre otros productos, envases para pollo asado, para los aviones (las de los mareos, y son los únicos fabricantes en España) y, desde el 2017, bolsas de asa, principalmente para supermercados.

El crecimiento de la empresa ha sido espectacular. Los inicios de Vrio Pack fueron en 1993 como distribuidores de envases y embalajes. En 1996 dejaron su nave del polígono lucense de O Ceao de 600 metros cuadrados para mudarse a otra de 7.000. Cuatro años después, cambiaron su rumbo y entraron de lleno en la fabricación, con la compra de la primera máquina para hacer bolsas de papel, sobre todo para pan. De ahí han llegado a las actuales 14 líneas de producción de bolsas de pan, para lo que emplean 4.000 toneladas de papel al año. En el 2017 se incorporaron al mundo de las bolsas de asa con la compra de la primera máquina (a finales de año habrá cinco operativas para este fin): «Investimos case dous millóns de euros en maquinaria para fabricar bolsas de asa rizada e plana, das que se poden ver e adquirir nos supermercados», explica Vázquez Río. Con estas incorporaciones, calculan emplear 9.000 toneladas de papel este año para la fabricación de bolsas de pan y de asa.

En el horizonte, varios proyectos impulsarán aún más a Vrio Pack. Entre ellos, pondrán en marcha una nueva línea de fabricación, que estará operativa en el 2020, de sobres de diferentes tamaños especialmente pensados para la venta online, con los que los clientes pueden hacer las devoluciones en el mismo paquete, lo que supone un ahorro.

Exportan más de la mitad de su producción a Irlanda, Francia, Bélgica y Holanda

Más de noventa trabajadores dan vida desde Lugo a una empresa que aspira a facturar 13 millones de euros en este 2019. Más de la mitad de su producción, sin embargo, se va fuera de España: «O 55 % enviámolo ao estranxeiro, sobre todo a Irlanda e a Francia, pero tamén a Holanda, Bélxica ou Nova Caledonia, principalmente, a cadeas de alimentación», explica Eduardo Vázquez Río.

En estas cifras tienen mucho que ver las normativas y, sobre todo, la mentalidad de la población del resto de países europeos: «En Francia, por exemplo, xa non hai bolsas de plástico nos supermercados. Temos un cliente francés ao que lle vendemos 500 toneladas de bolsas de papel só para a froita, iso en España sería impensable», continúa el gerente de la empresa lucense.

A la cabeza del reciclaje

Sin embargo, Vázquez Río reconoce que nuestro país está a la cabeza en cuanto a reciclaje: «España é o segundo país da Unión Europea que máis papel recicla: case 90 quilos de cada 100 recíclanse». En este sentido, destaca que Vrio Pack está comprometido al 100 % con la sostenibilidad: «Desde hai seis anos os nosos produtos son ecolóxicos 100 %, con tintas á auga, colas compostables e biodegradables». También matiza que, gracias a las certificaciones, cualquier bosque que se tale deberá ser plantado de nuevo.

«Cobrar as bolsas de plástico non é boa idea, iso só beneficia a quen as vende»

Laura López

Eduardo Vázquez Río é escéptico á hora de valorar a normativa sobre o cobro das bolsas de plástico.

-¿Como influíu no sector?

-Cobrar as bolsas de plástico non é unha boa idea, iso só beneficia a quen as vende, hai que substituílas polas de papel. No seu lugar, véndese a de rafia, que é un plástico máis duro. As de papel empezan a verse agora.

-¿É máis caro o papel?

-Unha bolsa de papel normal, das de alimentación, equivale a dúas bolsas e media de plástico, tendo en conta a capacidade e o peso que aguantan. Se sumamos iso, en costo sería similar. Ademais, as bolsas de papel están pensadas para ser reutilizadas. Pero o súper tamén gaña cartos nas bolsas de papel e moitas veces cóbranas polo dobre do que pagan por elas. O que non é lóxico é que a unha persoa que gasta 30 ou 40 euros nunha compra, á que antes lle regalaban a bolsa de plástico, non lle regalen agora a de papel. Ou, como máximo, deberían cobrar cinco céntimos por unidade.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Vrio Pack revoluciona desde Lugo el mercado del papel