LUGO / la voz

El salón del automóvil nuevo de Lugo abrió ayer sus puertas en el Pazo de Feiras con 400 vehículos de 33 marcas en exposición y venta. Cifras considerables para un fin de semana en el que se espera que varios miles de personas se acerquen a ver las últimas novedades del sector y a comprar.

Sobre la moqueta del Pazo hay vehículos para todos los gustos y bolsillos. Desde un Fiat Panda cuyo precio en la feria es de 7.900 euros, hasta los alrededor de 150.000 que costaría salir al volante de un BMW 850i que es el vehículo en venta más caro del salón. Porque un Mercedes GTS que rondará los 200.000 euros solo estará en exposición en esta ocasión.

Cuentan responsables de los concesionarios que las expectativas que manejan son buenas, en parte por los precios especialmente competitivos con los que llegan. «Aquí vimos cuns descontos medios dun 20 %», explica Jesús Martínez, adjunto a la dirección de Lugauto. Y lo mismo sucede con firmas como Martínez de Lugo. «Temos moitas expectativas porque coincide cun evento da marca, as 48 horas de Peugeot, a campaña máis agresiva do ano, polo que pode haber descontos de entre 4.000 a 8.000 euros», señala el jefe de ventas Alberto García.

Las firmas apuestan por presentar sus novedades en un salón en el que los vehículos eléctricos, sin infraestructura de la que echar mano, son todavía la anécdota, y en el que los SUV siguen teniendo un alto protagonismo. En todo caso, sostienen los especialistas, no hay nada escrito a la hora de adquirir un coche.

«Levamos dous meses mirando e agora xa esperamos darlle o visto bo á compra»

Elena y su marido fueron ayer de los primeros en cruzar las puertas del Pazo de Feiras. Llegaban desde Viveiro para dar el último empujón a una compra que llevan sopesando tiempo. «Levamos un mes ou dous mirando coches, e agora xa esperamos darlle o visto bo á compra esta fin de semana», comenta mientras ojean modelos y precios.

Los carteles que cuelgan de los coches están resultando una sorpresa positiva, asegura. «Hai descontos que nos parecen moi interesantes. Miraramos un coche hai unhas semanas que nos custaba 24.000 euros e aquí está por 2.000 menos», describe. Además, Elena ve una clara ventaja en el salón. «Non tes que andar de concesionario en concesionario dando voltas, aquí telos todos xuntos».

El perfil de visitantes que se espera varía, dicen desde los concesionarios. Desde los que solo van a curiosear a los compradores que esperaron especialmente a la ocasión para adquirir un vehículo a un precio más bajo. El hecho de que las firmas lleguen con sus novedades bajo el brazo es un atractivo más, y las firmas ven el salón como una ocasión perfecta para abrirse a nuevos públicos.

Decidirse por marca, modelo, motorización y extras no es sencillo, como tampoco lo es la elección de combustible, uno de los grandes quebraderos de cabeza. Los visitantes llegan cargados de dudas al respecto y no es fácil aconsejarlos. Lo que sí se palpa es que buscan vehículos menos contaminantes que se amolden a las restricciones. El gas licuado está ganando adeptos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Precios entre los 7.900 y los 150.000 euros en el salón del automóvil