Capsa dice en el juzgado que a Casa Macán solo le compraba 250.000 euros


lugo / agencias

Ayer comenzó en el Juzgado de lo Mercantil de Lugo el juicio por la demanda de Lácteos Casa Macán contra la Corporación Alimentaria Peñasanta -CAPSA-, a la que le reclama 6,6 millones de euros por incumplimiento de contrato de colaboración empresarial entre ambas sociedades.

Fuentes de la empresa lucense explicaron que la demanda fue planteada porque, en el transcurso del proceso concursal de Casa Macán, CAPSA dejó de «satisfacer sus obligaciones contractuales», o lo que es lo mismo, dejó de realizar pedidos de productos lácteos terminados para su comercialización.

Según los representantes de Casa Macán, al ser requerida por esa situación, CAPSA alegó «de forma injustificada» que «el contrato ya no estaba en vigor» y que el acuerdo entre ambas empresas había quedado resuelto. Sin embargo, Casa Macán sostiene que CAPSA utilizó esa «excusa para tratar de justificar su decisión de resolver la relación contractual de forma anticipada, unilateralmente y sin causa legítima», así como para «intentar evitar las consecuencias de dicha decisión».

En la vista oral, el director general de CAPSA, Armando Tellado, negó que por parte de CAPSA se hubiese obligado a la empresa de Taboada a hacer ninguna inversión, además de aclarar que su acuerdo se ceñía a un contrato marco que no establecía volumen de producción, sino solo un período de prueba. Afirmó que las previsiones de Casa Macán de multiplicar por diez o por veinte su producción eran irreales. Precisó que la facturación correspondiente al producto comprado a Casa Macán por parte de CAPSA se limitaba a 250.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Capsa dice en el juzgado que a Casa Macán solo le compraba 250.000 euros