Unanimidad en el pleno para delimitar zonas de paseo para perros sueltos

Todos los grupos coinciden en su necesidad por el aumento de la población canina


LUGO / LA VOZ

Los perros tendrán zonas convenientemente delimitadas para correr sueltos en Lugo. Al menos, es lo que se aprobó esta mañana en el pleno municipal de forma unánime. El BNG defendió a través de una proposición la necesidad de estos espacios, en los que los canes puedan librarse de las correas sin importunar al resto de ciudadanos. Rubén Arroxo, portavoz de los nacionalistas, sugería además alguna zona propicia que los técnicos podrían valorar, como el parque que hay detrás de Veterinaria o alguna zona del Paseo do Rato. Todos los partidos destacaron la necesidad de creación de estos lugares por el aumento de la población canina, con el compromiso de estudiar también qué hacer con los perros de raza peligrosa.

Los animales siguieron llenando el debate municipal gracias a los jabalíes. El PSOE puso sobre la mesa la problemática registrada en Lugo con la presencia creciente de estos animales salvajes, invitando a la corporación a exigir de la Xunta un plan de control de la población de estos mamíferos. Los chascarrillos no se hicieron esperar. Casi todos los grupos tacharon de «ocurrencias» las medidas lanzadas hasta ahora por el gobierno de Feijoo, como tratar de dar caza a estos animales con arqueros o fomentar el consumo de la carne de jabalí. La propuesta salió adelante con 14 votos a favor, tras rechazar dos enmiendas de Ciudadanos y PP, que insistieron en que el Concello asuma sus competencias de desbroce de zonas verdes.

Jornada feminista

Las propuestas en torno a la huelga feminista y las manifestaciones del ocho de marzo se debatieron de forma conjunta y también salieron adelante con votos mayoritarios, aunque antes hubo que limar asperezas. Carlos Portomeñe, portavoz de ACE, buscó sacarle los colores a la responsable de Igualdad del Partido Popular, recordando las palabras de Casado sobre el aborto; y Olga Louzao, desde Ciudadanos, le echaba en cara al gobierno local la politización de la jornada del 3 de marzo con la elección de la militante de Resistencia Galega, María Osorio, para la lectura del manifiesto feminista. En resumen, la propuesta de Lugonovo y la del BNG se aprobaron con 21 votos a favor y las abstenciones de Ciudadanos, la primera para aprobar la huelga de las mujeres, la segunda para apoyar las movilizaciones. La del PP contó con 22 votos a favor y uno en contra de ACE.

Se aprobaron además, una proposición de los socialistas para impulsar iniciativas legislativas que garanticen la atención de calidad de enfermeros en el sistema sanitario; otra de Lugonovo para la mejora de la situación laboral de personas con diversidad funcional y otra de ACE en favor de la transparencia.

La comparecencia de la alcaldesa por los mupis se tornó en un intercambio bronco con el PP

La comparecencia de la alcaldesa Lara Méndez, a propósito de los mupis, se convirtió en un intercambio bronco con Antonio Ameijide, el portavoz del PP. El popular le pedía explicaciones por la pérdida de miles de euros tras la caducidad del contrato que regía la explotación de estas marquesinas publicitarias. «O seu proxecto político básase en insultos e mentiras», reprochaba Méndez a Ameijide, al que acusó de llamarla en la misma sesión: «Corrupta, cobarde, mentirosa, irresponsable» e incluso «fierecilla domada» en otro momento caliente del pleno, aludiendo al «micromachismo» que encierra la expresión. La alcaldesa defendía que el asunto ya se resolvió en una comisión especial convocada a tal efecto, que ya está en manos de los servicios jurídicos municipales y avisó a la empresa del fin del contrato. Entonó, eso sí, el «mea culpa» por el retraso, pero aludió a que están «desbordados» en el Concello por el recorte de personal y la carga de competencias de la Xunta.

Otros grupos reprocharon a la socialista que solo se hubiera puesto manos a la obra cuando el PP judicializó el asunto y Ameijide amenazó con ampliar la denuncia por desoír avisos de los funcionarios, al menos cuatro, que le enviaron por correo.

La corporación se une para pedir un incremento de agentes de Policía Nacional

La corporación municipal se unió también para pedir un incremento del número de agentes de la Policía Nacional en Lugo, conscientes del déficit de efectivos que los sindicatos cifran por encima de los 40. La propuesta la defendió Enrique Rozas desde la bancada del Partido Popular y salió adelante con los 23 votos a favor, aunque el PP tampoco se libró en este punto de los chascarrillos. Todos coincidieron en destacar que los populares ven un problema de seguridad ahora que no tienen las competencias, pero no hace unos meses, cuando Ramón Carballo era subdelegado del gobierno. «Nin antes Lugo era Reikiavick, nin agora é o Bronx», ironizaba desde el BNG Rubén Arroxo, desatando una carcajada general.

Policía local y ocupas

Se aprobó además el convenio para la asunción por parte de la Xunta de la convocatoria de los procesos selectivos de acceso a los cuerpos de Policía local.

El PP presentó, por otra parte, una propuesta para combatir la ocupación ilegal de viviendas que el resto de grupos rechazó por electoralista, reprochando a los populares su planteamiento, a sabiendas de que no es el Concello quien tiene las competencias. A la sesión plenaria acudieron varios vecinos de As Gándaras, afectados por esta problemática, y mostraron su indignación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Unanimidad en el pleno para delimitar zonas de paseo para perros sueltos