Los retrasos en la concesión de licencias ocupan la agenda urbana

El tejido empresarial de la ciudad coincidió en identificarlo como un problema


LUGO / LA VOZ

Los retrasos en la concesión de licencias municipales ha sido identificado por diferentes representantes del tejido empresarial como el principal problema de la ciudad. Sumando Lugo, la iniciativa de participación ciudadana impulsada por el gobierno de Lara Méndez, celebró ayer su primera reunión de trabajo en el edificio de Novas Tecnoloxías.

La empresa catalana Estrategias de Calidad Urbana dividió al grupo en dos y les pidió que identificasen la mayor carencia en su área de actuación. Los empresarios tuvieron claro que los retrasos en la concesión de licencias impiden que Lugo avance y llegaron a proponer como alternativa, en el debate posterior, que se externalice el servicio. Representantes del mundo del deporte, de la universidad, asociaciones de vecinos, empresarios, comerciantes, hosteleros y otros colectivos que luchan por la inclusión social expusieron sus inquietudes con el fin de dibujar de forma conjunta cuales son los principales desafíos de la ciudad.

Se habló del conflicto que protagoniza el Ayuntamiento con la Policía Local y de los problemas de seguridad asociados, como los ocupas, las pintadas o el botellón. También se habló largo y tendido de turismo, desde varios prismas diferentes, por un lado los que piden que se cambie de mentalidad y el programa cultural se enfoque a agradar al ciudadano en lugar de buscar atraer al visitante; se expusieron los problemas de accesibilidad; se habló de la Muralla Romana y como a este Patrimonio de la Humanidad no se le está sacando todo el jugo posible. También se expuso un punto de vista diferente para vender la ciudad: la tercera edad, entendiendo que Lugo es una buena ciudad para vivir, con una oferta de vivienda a precios competitivos.

Las comunicaciones fueron otro de los problemas detectados por los diferentes actores sociales, económicos y culturales de Lugo. Preocupa la falta de alternativas de desplazamiento que tienen los ciudadanos a nivel urbano y las comunicaciones de la ciudad amurallada con otras localidades. En este sentido, preocupan en concreto las carencias para viajar a Madrid, la falta de opciones para trasladarse desde la capital de España minora los intercambios con la ciudad más potente del país.

Nuevas instalaciones deportivas, una reforma del PEPRI para rehabilitar el casco histórico, recuperar la mesa local de comercio o la falta de orgullo y amor propio de los lucenses son otras carencias detectadas por los representantes de la ciudad.

Deberes para los políticos

Hay además varias asignaturas pendientes para los políticos lucenses ahora que se aproximan las elecciones municipales porque en la puesta en común de los problemas también se puso sobre la mesa la falta de liderazgo que hay en la ciudad, las luchas entre partidos y administraciones que la paralizan y la falta de una participación real.

El gobierno de Sánchez quiere caminar hacia la participación en las ciudades

«El Gobierno impulsa la estrategia de la Agenda Urbana para lograr un desarrollo urbano equitativo, justo y sostenible». Lo anunciaba ayer con esas palabras el Ministerio de Fomento, que explicaba que se trata de un documento estratégico, sin carácter normativo, alineado con Naciones Unidas y la Unión Europea. Explican que esta Agenda Urbana está enmarcada en un proceso internacional cuyo origen se encuentra en la aprobación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y que con ella se quiere dar respuesta a los retos y necesidades que el mundo plantea hoy. España inicia así el proceso para la implementación de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Uno de ellos exhorta a la comunidad internacional «a conseguir unas ciudades más sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes».

Instrumento de intervención

El texto elaborado por el equipo de Pedro Sánchez dice que se elaborará «un diagnóstico de la realidad urbana y rural» con los objetivos de ordenar el territorio, evitar la dispersión urbana y «revitalizar la ciudad existente», quieren prevenir y reducir los impactos del cambio climático o hacer una gestión sostenible de los recursos favoreciendo la economía circular, todo ello mejorando «los instrumentos de intervención y la gobernanza». En definitiva, «un documento que busca inspirar e informar a los encargados de tomar decisiones desde una amplia visión que incluye a todos los pueblos y ciudades con independencia de su tamaño, población y bajo el prisma de la sostenibilidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los retrasos en la concesión de licencias ocupan la agenda urbana