La mitad de los encuestados señalan que la situación general de Lugo es mejorable

Sin embargo una cuarta parte considera que la realidad ya es mejor que en mayo del 2015


Casi mitad de las personas de Lugo encuestadas por el Instituto Sondaxe para La Voz de Galicia creen que la situación general de la ciudad ha empeorado con respecto al 2015. En concreto, un 32,1 % responde que está peor y un 17,4 % que mucho peor, mientras que un 23,4 % afirma que sigue igual y solo un 21,4 % dice que ha mejorado.

El descontento entre los lucenses afecta a todos los votantes de los partidos de la oposición al gobierno del PSOE, mientras que los electores socialistas del 2015 creen que sí ha mejorado la ciudad (en un 35 % frente a un 33 % que dice que ha empeorado). Precisamente las personas que mostraron su descontento en las últimas elecciones locales ?las que votaron en blanco o se abstuvieron? son las más críticas en la actualidad con la situación general de la ciudad, con lo que previsiblemente la decisión que tomen el 26 de mayo será la misma o, quién sabe, acudan a las urnas con un voto de castigo.

Si se analizan los encuestados que votaron a otros partidos que ahora están fuera del mandato local, el descontento supera el 61 % y un 31,1 % dice que está igual que en el año 2015. Hace cuatro años se quedaron sin concejales PACMA (707 votos), Foro Lugo (611) y UPyD (536).

Aun así, llama la atención que un 22,4 % de votantes del PP y otro tanto de Ciudadanos afirman que la situación general ha mejorado. Un 7,1 % que votaron en blanco y un 16,7 % de abstencionistas responden en la encuesta de Sondaxe que la ciudad ha mejorado.

Asalariados y parados

Si se analizan los datos en función de la ocupación de los lucenses encuestados, salvo las personas que se dedican a las labores del hogar, en casi todas las categorías califican la situación de peor que hace cuatro años, llamando la atención el posicionamiento de los asalariados y los autónomos, que son los más críticos, frente a la postura de un 31,4 % de los parados que perciben que sí ha mejorado la ciudad. El temor del que tiene un empleo y ha perdido derechos laborales frente a la esperanza del que no lo tiene y cree que hubo una recuperación económica. También los estudiantes son más generosos a la hora de valorar la situación de la ciudad y un 25 % dice que ha mejorado.

Tampoco se pueden dejar de analizar los datos de las personas que contestaron a la encuesta que todo sigue igual que en el 2015, en total un 23,4 %, que en el fondo no dejan de ser lucenses que también están descontentos o, por lo menos, no percibieron una mejoría en Lugo.

Los vecinos del centro y de la zona norte destacan más la mejoría que los del sur y oeste

Los datos de la encuesta de Sondaxe dejan el mapa de la ciudad muy bien definido sobre el descontento. Y es que los vecinos del centro histórico y zona este (barrios de A Estación, Paradai, Sagrado Corazón y As Gándaras) son los más optimistas sobre la situación general de la ciudad, ya que un 37,2 % respondieron que ha mejorado. También los lucenses de la zona norte (A Milagrosa, A Piringalla, Garabolos) destacan en un 26 % que Lugo está mejor.

Mientras, el descontento ciudadano es muy evidente en los barrios de la zona sur (Fontiñas, San Fiz, Montirón, Ramón Ferreiro y Acea de Olga), que tradicionalmente votaron a partidos de izquierda, y en los barrios del oeste, los que están pegados al río Miño: As Saamasas, Louzaneta, A Cheda y A Ponte, en donde aún no se perciben las mejoras del plan Edusi. Un 60 % de los lucenses de la zona sur reflejan que la ciudad ha empeorado y un 47,7 % de la zona oeste se posiciona en la misma línea.

Los vecinos de la zona rural no son tan críticos, e incluso un 25,6 % afirma que ha mejorado la situación general de la ciudad.

Descontento entre 45 y 64 años

Si la valoración de la coyuntura municipal se lleva al terreno del sexo y la edad de los encuestados hay datos significativos. La percepción de que ha empeorado el estado de la ciudad es algo mayor entre los varones que entre las mujeres. Un 23,8 % de las lucenses dice que ha mejorado, frente al 18,4 % de los lucenses.

Por edades, los más jóvenes son, con diferencia, los que señalan que la situación general de Lugo es mejor que hace cuatro años, hasta un 35,3 % lo refrendan. Precisamente la movilización del voto entre los 18 y 29 años será clave para los partidos de la izquierda.

Por la contra, el tramo de edad más descontento, y con diferencia, con el estado de la ciudad con respecto al 2015 es el de entre 45 y 64 años, con algo más del 55 % que dice que ha empeorado y un 25,5 % que afirma que todo sigue igual. Incluso en este tramo de edad destaca que un 24,8 % responde que la situación ha empeorado mucho. Estamos hablando de la gran mayoría de o bien los asalariados, autónomos y funcionarios de la ciudad, o bien de un alto porcentaje de desempleados. En el tramo anterior, entre 30 y 44 años, el 47,9 % responde que Lugo ha empeorado en cuatro años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La mitad de los encuestados señalan que la situación general de Lugo es mejorable