El Concello hará un programa de acciones para respaldar la candidatura

Congresos, actividades formativas para guías y promoción, posibles alternativas


lugo / la voz

El Concello de Lugo planificará un amplio programa de acciones a desarrollar en la ciudad par avalar la futura candidatura de declaración del recinto amurallado como Patrimonio de la Humanidad. Es el cuarto que busca la capital lucense, que se situaría a nivel nacional como una de las urbes con mayores reconocimientos.

La alcaldesa, Lara Méndez, no duda ni un instante del respaldo social y también de todas las instituciones, sean del color político que sea, para conseguir este reconocimiento por la importancia que tiene ya no solo para la ciudad sino para el conjunto de Galicia. La regidora considera que que el recinto histórico tiene condiciones para ser reconocido. De todos modos, es posible que haya que llevar a cabo previamente diversas acciones que pasarían por la peatonalización de algunos tramos y también la mejora de algunas zonas en las que tendrá que implicarse la Xunta. Una de estas, por ejemplo, es la de A Tinería.

En el departamento de Cultura del Concello están valorando qué acciones podrían acompañar a la candidatura. Ya llevan trabajando algún tiempo y pronto contarán con la participación del Centro de Estudos da Cidade, una entidad que depende de la Universidade de Santiago con la que será firmado un convenio para la búsqueda de todo el material necesario para adjuntar a la propuesta que podría ser presentada el año que viene, aunque, por ahora, no hay fecha para la rúbrica de ese futuro acuerdo.

Alguna de esas actividades pasarían por la organización de algunos congresos con carácter internacional y también actividades dirigidas a la formación de guías turísticos.

El Centro de Estudos da Cidade se trasladará a las dependencias de la vieja cárcel. Será el cuartel general donde se preparará la candidatura que ya fue dada a conocer a la ministra de Turismo. En los próximos meses, la alcaldesa tiene previsto seguir manteniendo contactos y es posible que invite al titular de la cartera de Cultura para que conozca en directo la realidad del casco histórico de Lugo. La ministra de Turismo, la leonesa Reyes Maroto, reconoció que no conocía el centro ni tampoco la muralla y prometió un visita más detenida que la que hizo el pasado lunes. «Lugo ya tiene muchos mimbres

El Gobierno local también buscará el respaldo de los hosteleros porque junto a la candidatura presentará la propuesta de que la ciudad sea declarada como capital gastronómica. En este sentido, la ministra de Turismo, dijo que el público ya empezaba a demandar mayoritariamente, a demás de vistas, gastronomía.

Un proceso que implica un mínimo de tres años

La declaración de Patrimonio Mundial del casco histórico de Lugo no llegará de la noche para mañana. El proceso precisa de tres años, una vez presentada la candidatura y para llegar ahí aún queda mucho por hacer. Por cierto que el Concello de Lugo nada podrá lograr sin el apoyo y amparo de la Xunta. Por tanto, ambos organismos, ahora mismo de distinto color político, están condenados a entenderse ya que de lo contrario la ciudad perderá la declaración y eso, a muchos efectos, resultaría catastrófico.

El cronograma que está establecido por la Unesco comienza con la denominada lista indicativa en la que deberá permanecer la candidatura de Lugo. Esa lista indicativa es el primer paso y debe incluir la realización de inventario de los bienes. En base a él se seleccionan las candidaturas para la inscripción en la lista de Patrimonio Mundial. Ese es el trabajo que realizará el Centro de Estudos da Cidade.

La candidatura ha de permanecer al menos un año en la denominada lista indicativa. Después es cuando la Xunta ha de presentarla al Ministerio de Cultura quien, a su vez, la presentará en el grupo primero de Patrimonio Mundial para que los especialistas la analicen y determinen si cumple los criterios de inscripción. Cuando eso ocurra, Cultura volverá a mandar a la Xunta las anotaciones técnicas que realice el grupo de trabajo para su revisión. Seguidamente, todo esto dentro del segundo año, se presentará a través de la delegación permanente de España ante la UNESCO.

Aún habrá después un plazo para informar si el expediente está completo y, en el caso de no ser así,tendría que ser completada la propuesta. El 15 de diciembre del segundo año del proceso es la fecha límite para que el Ministerio de Cultura remita al Centro de Patrimonio Mundial el expediente de inscripción completo. Las propuestas de inscripción que reciban después de esta fecha ya entrarán en el siguiente ciclo. Las que no estén completas, no serán transmitidas para la evaluación de los órganos consultivos competentes.

El tercer año resulta clave porque es cuando se celebra la sesión anual del comité mundial. Antes, los organismos consultivos competentes entregarán sus evaluaciones y recomendaciones que acabarán siendo transmitidas a los distintos estados.

Es en los meses de junio o julio es cuando se reúne el comité mundial para estudiar las propuestas de inscripción y toma sus decisiones. Durante las sesiones del comité, el organismo consultivo expone las conclusiones del informe y da lectura a la propuesta de decisión que podrá ser debatida por los miembros del comité quien podrá realizar preguntas concretas para ampliar la información.

El comité puede adoptar varias decisiones. Una, inscribir el bien en la lista de Patrimonio Mundial; dos, no hacerlo, lo que supondría que la candidatura no podrá volver a presentarse; que pida al estado solicitante que amplíe información, con lo cual podrá volver a presentarse la documentación o que soliciten una reformulación en profundidad por lo que se retrasaría año y medio su nueva valoración por parte del comité.

La Xunta y el Ministerio de Cultura juegan un papel decisivo en la tramitación

Las propuestas deben incluir un detallado inventario para la «lista indicativa»

«É unha decisión clave para o casco histórico», dixo Rocha, quen fixo a primeira proposta

O que era concelleiro de Lugonovo, Santiago Fernández Rocha, e que logo acabou presentando a súa dimisión foi quen fixo inicialmente a proposta de que o casco amurallado tivese a declaración de Patrimonio Mundial. Lembra que esa iniciativa presentouna á alcaldesa e o seu asesor e mesmo mantivo algún contacto con representantes da universidade.

«Considero que é unha proposta viable e clave para o futuro casco histórico da cidade. Ten unha influencia decisiva no futuro económico do centro que, guste ou non, está decadente xa que logo cada vez vive menos xente nel», apuntou Santiago Fernández Rocha nunha conversa mantida onte.

O ex edil -quen por certo asegurou que non volverá á política «aínda que me ofrezan a alcaldía»- dixo que o seu grupo presentou unha moción no consistorio con esta proposta e esta foi aprobada por unanimidade. Iso ocorreu aló na primavera do ano 2017, pero dende entón pouco máis se volveu a saber.

Mudar a estampa

Rocha advirte que é indispensable a presentación da candidatura pero lembra que debe ir acompañada dunha acción decidida de todas as administracións para a mellora do recinto histórico, abandonado e deteriorado en moitos puntos. «As tres declaracións xa acadadas confrontan directamente coa outra realidade que emerxe no mesmo espazo e que é a estampa dun casco histórico moi decaído nos últimos tempos e necesitado dun plan estratéxico e de meirande atención e coidados». O ex edil di que basta con dar unha volta polo adarve para ver cal é a situación.

Fernández Rocha considera precisa «unha dinamización integral que faga compatible a súa pegada arqueolóxica co asentamento da poboación e coa dotación de servizos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello hará un programa de acciones para respaldar la candidatura