De Lugo a Canadá para seguir triunfando

Una estudiante del Ollos Grandes, entre las seleccionadas por las becas Amancio Ortega con una media de un nueve


LUGO / LA VOZ

Se llama Lydia, tiene 15 años y sueña con ser jueza. Actualmente cursa 4º de ESO, pero si todo sigue su cauce, en un par de años la veremos por los pasillos de la Facultad de Derecho preparándose para alcanzar su meta. Vestir toga y portar mazo requiere de mucho esfuerzo, algo intrínseco en esta joven y reflejado en su expediente académico: roza el sobresaliente de media y posee el título B2 de inglés.

A partir de unos meses, al brillante historial se añadirá una magnífica experiencia que llevará por título made in Canadá. Y es que la Fundación Amancio Ortega acaba de concederle una beca para estudiar un año en el extranjero, un programa que selecciona a 600 españoles para estudiar primero de bachillerato en Canadá y Estados Unidos. De la totalidad de estas becas, cien están dirigidas a estudiantes gallegos. «Estoy muy ilusionada porque es una oportunidad única y me atrae conocer cómo son los estudios allá y las diferencias con respecto a España; pero al mismo tiempo siento cierto respeto porque es la primera vez que viajo al extranjero sola y con una estancia de tantos meses». Así se siente Lydia Rodríguez tras ver su nombre en la lista de seleccionados.

Alumna del Instituto de Educación Secundaria Nosa Señora dos Ollos Grandes de Lugo (Femenino), hija única y con ese carácter reservado que la caracteriza en una primera toma de contacto, entre sus deseos figuraba conseguir esta beca. Optar a ella y lograrla trajo consigo aparcar la timidez, tomar la decisión de alejarse kilómetros de sus progenitores y dar el paso. «Me avisó una amiga de que estaba abierta la convocatoria, y tras hablarlo con mis padres, me inscribí. Me citaron la tarde del 24 de noviembre en Santiago para hacer varios exámenes y allá nos fuimos los tres. Ese día había más de 300 personas», explica Lydia Rodríguez, que tras unas cuatro horas de pruebas demostró con creces su nivel. Obtuvo un resultado de un nueve sobre diez.

Pero los controles no finalizaron esa tarde. Semanas después, tuvo que someterse a una entrevista, vía skype, para llevar a cabo una charla en inglés sobre un tema vocacional y responder a varias preguntas personales. «A finales de diciembre me dieron los resultados y después sortearon ante notario mi destino, tocándome Canadá», relata Lydia, que en un corto espacio de tiempo tendrá que viajar a Madrid acompañada de sus progenitores para asistir a una reunión en la que les explicarán el funcionamiento del próximo curso.

Estancia con una familia

Amante de la música, experta en cantar todas las canciones en inglés y apasionada a practicar running y boxeo, Lydia Fernández partirá el próximo mes de agosto del aeropuerto de Santiago de Compostela rumbo a Canadá, donde permanecerá hasta mayo del próximo año. A día de hoy desconoce la ciudad en la que le tocará fijar residencia, auque lo que sí sabe es que su estancia será en una domicilio particular, junto a una familia. «La beca correrá con todos los gastos y una agencia será la responsable de buscarme la estancia y el instituto», explica Lydia Rodríguez, que ya tiene explorado medio Canadá tras acceder a Google y visitar numerosos rincones del país. «Ojeé todo, pero especialmente la ciudad en la que estuvo una chica que conozco el año pasado disfrutando de la beca. Impone un poco porque nada tiene que ver con Lugo», explica.

Pero antes de abandonar la capital lucense para iniciar esta experiencia, esta estudiante agradece a su profesora de academia de inglés su incondicional apoyo. «Me impartió las mejores clases y me ayudó en todo», destaca.

Un sueño convertido en realidad, una muestra de que el esfuerzo siempre tiene recompensa y de que la victoria siempre sonríe a quien se prepara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De Lugo a Canadá para seguir triunfando