Un adicto a las compras disfruta gastando como si tuviera un orgasmo


El comprador compulsivo consigue una satisfacción inmediata, borrando así todos sus problemas de la mente mientras dura el trasiego de ir de tiendas Todos esos enseres se esconden al llegar a casa para que nadie sepa todo lo que gasta; eso caracteriza al adicto: el sentimiento de culpa, sentir vergüenza o tristeza, entrando así en un círculo vicioso que solo se compensa con una nueva compra de artículos que posiblemente ni necesita.

Se libera en el cerebro una cantidad de dopamina y endorfinas cuando se compran cosas, igual que cuando se tienen relaciones sexuales o al llegar a un orgasmo, o cuando comemos chocolate; si no realizamos cualquiera de estas acciones generamos un malestar mental, emocional y físico brutal.

El volver a comprar una y otra vez sirve para alejarse de «los problemas de la vida diaria», o te refugias en eso porque no eres feliz en una relación o te sientes solo. Este proceso se llama oniomanía, el cual se asocia con otros trastornos psicológicos, como la depresión, la ansiedad, trastorno bipolar o de personalidad. 

Cuestionario del consumista

¿Te sientes triste o depre y lo único que te calma es ir de compras? ¿Lo que adquieres es poco útil y luego te arrepientes de haberlo pagado? ¿Tu casa está llena de cosas que no usas y aun así te sientes insatisfecho? ¿Tu tiempo libre lo inviertes en visitar lugares donde adquirir cosas? ¿Gastas demasiado? Si respondes afirmativamente a todas o a la mayoría de estas cuestiones, ¡eres un comprador compulsivo!

Causas de la adicción

Un adicto a las compras es alguien «caprichoso», insatisfecho, con una sensación de abatimiento y aburrimiento constante. Fácil de convencer, es presa fácil para la publicidad y los descuentos en los comercios, adoran ir de paseo a centros comerciales aunque no necesiten nada. Las adicciones sirven para evadirse de una situación conflictiva que esa persona no sabe afrontar.

Comprar es una vía de escape para sobrevivir a una vida triste o aburrida.

El sexo

Alguien así tiene problemas afectivos y con el gesto de llenarse de cosas bonitas pretende cubrir esos vacíos emocionales. Cuando se presenta en su vida una situación complicada o una discusión con un ser querido o un revés, el comprador recurre a gastar. El comportamiento sexual de alguien adicto a las compras varía: puede ser carente de vida sexual, con lo que las comparas cubren ese hueco; o si tiene temporadas de más sexo y este le satisface no necesita gastar tanto porque químicamente su cuerpo está más compensado de esa adrenalina.

¿Qué conflicto emocional padece?

Las adicciones tienen que ver con la relación con la madre y, en menor porcentaje, con el papá.

Te lo explico: necesita la aprobación de la madre y que esta esté a su lado para superar cualquier cosa, sintiéndose víctima y deseando que ella pueda ayudarlo de una forma infantil en muchas facetas de su vida.

Interiormente se dicen: «No soy capaz de afrontar una situación», «comprando esta prenda me sentiré importante o más guapa», «con este bolso seré más elegante», etc.

Cualquier adicción esconde algo importante que debes resolver, ya que estás evitando que entres en contacto con la verdadera emoción que te hace daño y la necesidad de ser importante o gustar o que te quieran. Estás sufriendo en silencio. Si eres capaz de reconocer todo esto, será más fácil que puedas comenzar un cambio y empezar por llenarte de ti mismo, con todo el amor que necesitas.

https://www.facebook.com/ana.castroliz

https://www.linkedin.com/in/anacastroliz-psicologa/

https://twitter.com/anacastroliz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un adicto a las compras disfruta gastando como si tuviera un orgasmo