Las tecnológicas ofrecen 3.000 empleos en Galicia

Un foro reúne en Lugo a un centenar de alumnos de FP con los responsables de las compañías punteras del país


LUGO / LA VOZ

Defender que un sector tiene un alto déficit de trabajadores sin que a uno le miren como a un marciano es complicado. Pero no es ciencia ficción si hablamos de las tecnológicas, un oasis en la peregrinación por el desierto en que se ha convertido la búsqueda de empleo tras el estallido de la crisis económica del 2008. Cerca de 3.000 profesionales demanda el sector solo en Galicia según el gerente del Clúster de las TIC, Roberto Pérez. «Cuando decimos que necesitamos empleados y que tenemos prácticamente un paro cero, la gente se sorprende, pero es así», comenta.

Un foro reúne estos días en Lugo a los alumnos del IES Muralla Romana y a los profesionales de algunas de las empresas punteras del panorama nacional en el sector de las tecnológicas. El objetivo es tender puentes entre el mundo profesional y los estudiantes.

«Nos consta que hasta ahora la formación profesional era la gran desconocida para el sector. Antes, quizás por costumbre, las empresas se acercaban a las universidades más que a la formación profesional, pero ahora lo necesitan», explica Roberto Pérez. Han ganado terreno porque frente a la Universidad, los centros de FP «tienen una capacidad de reacción un poco más alta», «tu creas un programa a tres años, pero la tecnología a tres años cambia totalmente».

Pérez habla del futuro del sector con optimismo, porque las herramientas al alcance para evitar ese desfase son cada vez más, «cursos de adaptación que tienen las propias empresas, incluso los online, tenemos ahora una cantidad de recursos impresionante», aunque admite que «a nivel formal puede que haya cierta desalineación entre lo que exige la empresa y la gente que se está formado».

Un 2% del PIB

Lo que generan las Tecnológicas de la Información y la Comunicación (TIC) representa cerca del 2 % del PIB de la economía gallega. «Tenemos ese peso desde hace dos años», dice el gerente del Clúster. «Este porcentaje es puro, pero después hay un montón de empresas que no son tecnológicas y están utilizando tecnología». Roberto Pérez señala aquí uno de los puntos débiles del sector: se vende mal. «La tecnología está muy presente y mueve mucho, pero no se ve, somos como la capa que está por debajo y eso quizás también es culpa nuestra, por no visibilizar lo suficiente lo que hace el sector». Un márketing defectuoso que afecta también en la capacidad de reclutamiento de las TIC, porque «cuando hablamos de las vocaciones tecnológicas, siempre decimos que es una pena porque parece que la tecnología solo es ponerse detrás de un teclado y programar, pero no, la tecnología afecta a las personas».

Otro hándicap se esconde en el género. Entre los 100 alumnos que abarrotan la sala, apenas se cuentan un par de mujeres. «Hemos dado un paso atrás en este sentido, el sector tiene que conseguir ser más atractivo para ese público porque necesita a las mujeres, las empresas demandan equipos mixtos y con estos porcentajes es complicado», dice Roberto Pérez mirando hacia el auditorio.

El acto estuvo arropado por Eugenia Pérez, subdirectora xeral de FP y la responsable territorial de la Consellería de Educación, Carmen Gueimunde; y presentado por el periodista Ernesto Sánchez Pombo.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Comentarios

Las tecnológicas ofrecen 3.000 empleos en Galicia