El 2018, un año perdido para el tren de Lugo

Solo se adjudicó la redacción de los proyectos de 36 pasos a nivel y no se ejecutó el presupuesto aprobado


lugo / la voz

El 2018, a pesar de que se abrió tras una década de obras la variante de A Pobra de San Xiao, volvió a ser otro año perdido en la necesaria mejora ferroviaria entre Lugo y Ourense (por no hablar del trazado del siglo XIX entre Lugo y A Coruña). Las únicas noticias oficiales del pasado año, las que se publican en el BOE, fueron el 2 de enero la licitación para la redacción de los proyectos para la supresión de 36 pasos a nivel entre Lugo y Ourense y el 22 de octubre su adjudicación en nueve lotes, y por un importe de 1,8 millones de euros, con un plazo de presentación de los proyectos de diez meses. Con este ritmo de trámites, Adif tendría encima de la mesa para este próximo verano las propuestas de eliminación de los 36 pasos a nivel y a partir de ahí debería licitar las obras, que no podrían comenzar antes del 2021 si de adjudicasen en tiempo.

En el 2018 nada se supo de manera oficial sobre los trámites para la construcción de las otras tres variantes que acortarían de verdad el trazado y los tiempos de viaje entre las capitales del interior de Galicia: se trata de las variantes de Canaval-Os Peares, Monforte y Rubián. Tampoco se avanzó en la electrificación de la línea entre Lugo y Monforte.

En los presupuestos del Estado del 2018 que aprobó el Gobierno del PP y que heredó el del PSOE se consignaron 2,65 millones de euros para la renovación y variantes de la línea férrea, así como un millón de euros para la electrificación entre Lugo y Monforte. Como viene ocurriendo en presupuestos anteriores, la ejecución de las partidas quedaron bajo mínimos y de nuevo una cosa son los papeles y los anuncios y otra bien distinta las realidades del BOE.

La nueva presidenta de Adif, la lucense Isabel Pardo de Vera, reconocía en una respuesta al diputado de En Marea, Miguel Anxo Fernán-Vello, que era conocedora del atraso que sufre Lugo en cuanto a infraestructuras ferroviarias. Los últimos sucesos sobre el pésimo ferrocarril en Extremadura han puesto de nuevo el foco en la falta de inversiones ferroviarias en determinadas partes del país, siendo Lugo un ejemplo claro de un ferrocarril muy lejano de lo que debería ser el del siglo XXI.

Prueba de que el 2018 ha sido un año perdido es que los planes previstos para las tres variantes de la línea deberán empezar de nuevo al producirse varios cambios normativos en los últimos años que obligan a renovar los estudios y los impactos ambientales. Esta falta de vigencia de los estudios previos impedirá que el sueño de acortar para el 2021 en al menos media hora el viaje de Lugo a Ourense se pueda convertir en realidad.

En el 2025 si fuese todo rápido

El ingeniero Xosé Carlos Fernández explicaba en La Voz el pasado mayo -cuando el ministro del PP Íñigo de la Serna anunciaba 1.200 millones para mejorar la línea para permitir que Lugo se conectase al AVE de Ourense (283 millones con el objetivo del 2021)- que la reducción de tiempo del tren podría suceder en el 2025, pero para ello sería necesario aprobar todos los estudios informativos en curso, las variantes y los proyectos, con el fin de ejecutar las obras entre los años 2022 y 2025. En septiembre del 2017 se licitó la redacción del proyecto para la electrificación de Monforte a Lugo, pero nada se sabe de él.

El delegado del Gobierno, Javier Losada, anunció el miércoles en Lugo que para el 2020 el trayecto ferroviario entre Lugo y Madrid pasará de las actuales 6 horas y 29 minutos a 3 horas y 47 minutos. Lo mismo que dijo PP Íñigo de la Serna en su visita de mayo del 2018. Esa mejora de tiempo, como recordó el citado ingeniero, no deberá a la reforma de la vía de Lugo a Ourense si no la llegada del AVE a la ciudad de las Burgas. «Los verdaderos AVES nunca llegarán a Lugo si no se modifica el ancho de vía ibérica al europeo», recordaba Xosé Carlos Fernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El 2018, un año perdido para el tren de Lugo