La vida después de Jerome Jordan

ACB Cuatro técnicos analizan el cambio que experimentará el Breogán tras el adiós del jamaicano


LUGO / LA VOZ

La vida sigue tras la marcha de Jerome Jordan. El pívot jamaicano dejó el Breogán por el Andorra hace apenas un par de semanas; los celestes se reforzaron entretanto con Tadija Dragicevic, un baloncestista serbio que juega de cuatro y tiene muy buena mano. Varios técnicos analizan las connotaciones que tendrá para los lucenses esta modificación en su plantilla.

Tito Díaz

Perderán algo de rebote, pero pueden ganar fluidez

 Tito Díaz (Lugo, 1957) cree que «se pierde a un jugador interior importante y se apuesta por una nueva estructura de equipo». El técnico intuye que los celestes «perderán un poco de rebote y referencia en la pintura, pero a cambio pueden ganar en fluidez ofensiva». También apuesta porque jugadores como Gerun o Sulejmanovic «den un paso adelante», «no son muy grandes, pero sí son duros y fuertes. Incluso Alec Brown, que en el último partido ya creció en rebotes». Tito Díaz analiza que «la incorporación de Dragicevic dará anotación y proporcionará agilidad en el juego. El Breogán puede pasar a ser un equipo un poco más rápido, un poco más versátil, jugando con falsos cincos. Lo que se pierde por un lado a lo mejor se gana por otro». Además cree que hay que tener en cuenta el fichaje de Millsap «un alero que también puede ayudar en el rebote y en anotación. El Breogán está anotando mucho en los últimos partidos».

ANTONIO PÉREZ-CAÍNZOS

Dragicevic aportará puntos y riqueza en la rotación

 «Contento» en el Estudiantes como entrenador ayudante, Antonio Pérez Caínzos (Ferrol, 1974) coincide en que Dragicevic «es un jugador totalmente diferente a Jerome Jordan». «Es un cuatro abierto, con muchos puntos en las manos, quizás más que Jordan, aunque menos capacidad defensiva», «tiene muchísima experiencia en ligas fuertes y sabe competir. Tiene tiro de tres, cross out, tiro de cara y es muy inteligente a la hora de defender», dice del serbio. Cree que su rendimiento «va a depender de cómo se adapte al juego del Breogán y cómo ponga Lezkano esos mimbres al servicio del equipo». Admite que «Jerome Jordan es un jugador de los diferenciales en la Liga, de los cincos que hace casi 11 puntos de media y seis rebotes y más de un 70 % en tiros libres, que es extraño en los cincos». Sin embargo, le gusta cómo ha quedado configurado el juego interior celeste tras los cambios, porque «tienen jugadores que pueden defender a cuatros y cinco, pueden jugar todos con todos y eso da una riqueza en la rotación grande». Y además tiene en cuenta el paso adelante de Volodymyr Gerun, «stá por encima de cuando lo ficharon en verano, está jugando a un nivel fantástico y les está dando esa solidez para la posición».

ANDREU CASADEVALL

Ahora pueden tener una variedad táctica mucho mayor

 Andreu Casadevall (Santa Coloma, 1962) está ahora cargo de la cantera del Valencia Basket, «contento» por su vuelta a casa y «en un trabajo gratificante». Sigue al Breogán con interés y cree que con Jerome Jordan perdieron «una pieza importante», «un interior puro, completo, que intimida y cerca del aro es muy resolutivo». Tiene claro que Tadija Dragicevic es un jugador diferente, pero comenta que «fichar un jugador polivalente, como puede ser este, no significa ni mucho menos que Breogán pueda perder su línea de juego». Es más, el técnico cree que «pueden ganar en situaciones tácticas porque si es un cuatro que es capaz de defender a cincos y además puede jugar por dentro y por fuera, da una variedad». Casadevall explica que «el bagaje ofensivo puede ser otro muy distinto, porque tienes a algún alero que te puede postear u otro cuatro que pueda hacer posiciones de dentro y de fuera, las posibilidades de fuera son mayores a la hora de plantear los partidos». No cree que tengan que perder necesariamente en rebote, «que un jugador no sea muy grande no quiere decir que no sea buen reboteador, a veces hay jugadores más pequeños que son muy buenos reboteadores. Pienso que van a ganar en el aspecto ofensivo y falta saber cómo se van a adaptar en el aspecto defensivo». Y añade que su «adaptación» será una cuestión clave en su rendimiento. Desde la distancia, ve a su ex equipo «como todos los equipos que vuelven a la ACB después de mucho tiempo, con la falta de adaptación a la categoría al principio, pero una vez se adaptaron, han encarrilado una serie de partidos consecutivos muy buenos. Creo que van a hacer una gran campaña, han pasado los miedos de principio de temporada y seguro que va a ser un equipo que va a dar mucho que hablar».

RICARDO HEVIA

Se convierten en un equipo de caza de primer orden

 Ricardo Hevia (Mieres, 1940) está convencido de que los cincos «son una especie en extinción en la ACB. No hay pívots comunitarios, de hecho casi todos los movimientos que se están produciendo son de jugadores de dentro de la liga». El técnico asturiano dice que ahora todos los equipos «juegan con uno o dos interiores abiertos» y cree que disponer de un cinco grande como Jerome Jordan tiene muchas ventajas a la hora de jugar: «Ocupan mucho espacio y vienen muy bien para equilibrar al equipo, cuando todos salen a marcar a los exteriores un jugador de sus características marca las diferencias en la pintura». Tiene claro que ahora el Breogán cambiará su forma de jugar, «es evidente. Ahora el Breogán se convierte en un equipo de caza de primer orden porque tiene muchos exteriores». A la expectativa de lo que pueda aportar finalmente Tadija Dragicevic al juego del Breogán, entiende que el serbio necesitará un tiempo de adaptación para acoplarse al equipo de Natxo Lezkano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La vida después de Jerome Jordan