Un equipo de pilotos enseña a niños del HULA a cómo estar seguros en un rali

Los integrantes de Tesis Rally Team donan 200 euros a Somos Unidos por el Cáncer


Lugo / la voz

Los integrantes del equipo Tesis Rally Team fueron al Hospital Lucus Augusti para enseñar a niños ingresados en el centro cómo es una competición automovilística y a explicarles pormenorizadamente la manera de respetar las normas de seguridad y no correr ningún tipo de riesgo. Aprovecharon, además, para efectuar una donación de 200 euros a la asociación lucense Somos Unidos por el Cáncer, que se ocupa de prestar atención a infantes con diversas enfermedades.

El equipo está integrado por el piloto Manuel Sandamil y los copilotos, Adrián Varela y Diego Rodríguez. El primero de ellos, de 46 años, compite desde los 25. Cuentan con un Suzuki Swift R+N5, un vehículo de 320 caballos de tracción total.

Los integrantes se llevaron al centro hospitalario algunas de sus prendas deportivas y los cascos, que probaron algunos de los niños asistentes a la charla que dividieron en varias partes, incidiendo especialmente en la seguridad. Cinta roja, les dijeron a los pequeños, significa que nadie puede situarse detrás de la misma por la existencia de riesgo y detrás de una cinta amarilla hay un espacio habilitado en el que los espectadores están seguros. Los pilotos también advirtieron a los niños que, bajo ningún concepto, han de cruzar la calzada cuando se está celebrando una competición; que los sitios altos son los más seguros y que los vehículos de seguridad son los que marcan cuando se abre y se cierra un tramo.

También incidieron en la necesidad de que los espectadores han de ser escrupulosos con el medio ambiente y no deben dejar ningún tipo de basura en el lugar en el que se encuentren. En otros momentos de la charla les informaron sobre otros aspectos básicos relacionados con las competiciones.

El encuentro tuvo también la parte solidaria. Los patrocinadores del equipo y también los pilotos colaboraron con el colectivo lucense Somos Unidos por el Cáncer haciéndole una aportación de 200 euros. «A nosa intención -explicó el piloto Manuel Sandamil- é a de facer obra social cada ano colaborando con algunha asociación que traballe con nenos que teñan algún tipo de problema. Nesta ocasión eliximos a Somos Unidos por el Cáncer, de Lugo, que atende nenos hospitalizados por algunha patoloxía».

«Acabamos la charla con la frase «que nunca te falten las ganas» de nuestra amiga Mirian Vázquez, desgraciadamente desaparecida hace poco. Ella fue el alma de Somos, colectivo al que agradecemos su gran trabajo. La labor social de nuestro equipo es gracias a haberla conocido a ella», dijo Diego Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un equipo de pilotos enseña a niños del HULA a cómo estar seguros en un rali