La Ronda Este, una oportunidad para cerrar el anillo de la red principal de agua

En distintos ámbitos se sugiere un acuerdo Xunta-Concello para instalar la canalización entre la carretera de A Fonsagrada y A Tolda


lugo / la voz

Entre los servicios que el Ayuntamiento está obligado a garantizar está el de abastecimiento de agua. En Lugo, la renovación de las grandes infraestructuras hidráulicas se acometió en los primeros años de este siglo, tanto en la que se refiere a la planta potabilización como a las redes, señaladamente la principal. Pero a la red le falta algo. Fue diseñada para constituir un anillo entorno a la capital, por, entre otras cosas, medida de seguridad para garantizar el suministro. Y ese anillo está tan incompleto como la Ronda Este. Ahora que por la Xunta se planifica la construcción de la última fase de dicha vía, en medios bien informados en materia de infraestructuras hidráulicas se indica la conveniencia de aprovechar las obras de la ronda para acometer el tramo del anillo hidráulico que aún está pendiente.

Cuando se llevó a cabo la última de las fases ejecutadas de la mejora del abastecimiento de agua a la capital lucense, se llegó con el anillo por la parte de As Gándaras y San Cibrao hasta la carretera de A Fonsagrada. Quedaron preparados entonces los entronques para cuando se ejecutase el tramo que, como ocurre con la Ronda Este, debe de llegar hasta A Tolda de Castela. Hasta este punto, llega la red principal de suministro siguiendo, aproximadamente, el trazado de la N-VI. La otra rama, que parte de O Ceao, alcanza, como ya se dijo, hasta la rotonda de la carretera de A Fonsagrada.

En aquel momento, bajo el mandato del alcalde José López Orozco, y con Lino González en la concejalía de Medio Ambiente, ya hubo alguna conversación con otros organismo para avanzar en el cierre del anillo de la red de abastecimiento. Pero el esfuerzo inversor tanto en la traída como en saneamiento había sido muy notable, la crisis económica ya se acusaba y el alcalde Orozco era investigado judicialmente; en medio de este marco, el proyecto del cierre del anillo quedó en el aire.

Ahora, desde distintos ámbitos relacionados con el abastecimiento y el saneamiento se indica la conveniencia de aprovechar la construcción de la última fase de la Ronda Este (es probable que las obras no comiencen hasta 2020) para preparar un acuerdo interinstitucional para completar la red principal de agua. Sería absurdo, se dice en los citados medios, que las canalizaciones se abrieran una vez concluidas las obras de la ronda. A este respecto, cabe recordar que, en su día, los trabajos en la Ronda Norte provocaron roturas en la red de abastecimiento que crearon problemas a los vecinos del entorno de As Gándaras y Albeiros.

El cierre del anillo hidráulico garantizaría que, por una u otra rama, siempre se podría dar suministro incluso en el caso de que se produjesen averías que obligasen a cortar la red principal en algún punto.

Cerrar el anillo constituiría una garantía de suministro incluso en caso de averías

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Ronda Este, una oportunidad para cerrar el anillo de la red principal de agua