Autoestima


Primero fueron un par de frases prepartido de las que se quedan en la cabeza de todos, una del ex-jugador más importante, con diferencia, de la historia del Breogán, Manel Sánchez, en La Voz de Galicia: «El Madrid no es invencible» y este sabe lo que dice, ya participó, y bien, de alguna victoria del Breo al Madrid. y paralelamente otra también muy clara del entrenador, Natxo Lezcano, muy en su papel de entrenador de un equipo necesitado de confianza: «La moral alta, la cabeza erguida».

Luego las circunstancias alrededor del partido, David contra Goliat, el Breogán con mucho que ganar y muy poco que perder, y jugando en casa, ante el Madrid, todo un campeón, el actual, de Liga y de Euroliga, que además venia de aplastar el viernes en un partidazo de Euroliga al Barça, y que juega contra el colista de la ACB, un poco de autocomplacencia y una cierta relajación inicial tal vez si hubo.

Después el acierto, tal vez inicialmente propiciado por las circunstancias previas al partido, pero después, y sobre todo, por el gran esfuerzo colectivo y la buena defensa del Breogán, el Madrid llevaba 1/16 en triples al final del tercer cuarto (¡¡que acabó 70-47!!), y terminó el partido con 7/27, un flojo 25%, mientras que el Breo hacía un 43%, 12/28, metiendo 5 triples mas que el Madrid y con mucho mejor porcentaje.

También el ritmo, el Madrid nunca consiguió imponer el suyo, ¡¡ 0 puntos de contraataque !!, y aunque es cierto que Campazzo no estaba, Llull todavía no está fino del todo, y con Prepelic de base el Madrid es más lento, la realidad es que el balance defensivo del Breogán fue muy bueno y trabajó muy bien en el rebote de ataque, hasta 13 consiguió, dos aspectos claves para dominar el ritmo del partido.

Y finalmente el Pazo, el breoganismo, siempre al lado del equipo, el pasado no existe, solo importa hoy, transmitiendo energía al equipo, ilusión, ganas de ganar, se puede tumbar al Madrid y el equipo creyéndolo, y agradeciéndolo dejándose la piel en cada acción, con miradas encendidas a la grada tras canastas, puños levantados, todos a una en defensa, en ataque, en cada rebote.

Y el Madrid cayó en Lugo.

La dosis de autoestima es enorme. Esta sí que es una manera de recuperar la confianza.

¡¡Forza Breo!!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Autoestima