La Xunta no destapará el escudo del Lucus Augusti, salvo que el Concello le multe

La solución más efectiva es el archivo de la denuncia para que todo siga como está


lugo / la voz

Después de varias reuniones, la Xunta ya tiene la hoja de ruta marcada en relación con el polémico escudo franquista que está en lo alto de la fachada del el Instituto Lucus Augusti, el más antiguo de Galicia como centro educativo. Son dos las alternativas; una de ellas pasa por destapar el emblema del antiguo régimen en el momento en el que el Concello comunique la sanción a la que hace referencia en el expediente abierto hace unas semanas para volver a la reposición de la legalidad que, según el gobierno local, se alteró hace un año cuando el organismo autónomo optó por tapar el escudo dando cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica y atendiendo numerosas peticiones efectuadas por parte de diversos colectivos.

Ahora, la pelota vuelve a estar en el alero del gobierno local que es el que, en última instancia, decidirá. Los técnicos de la Xunta, después de analizar el escenario abierto tras una denuncia de la Policía Local, en la que se indica que no se cumplieron todos los trámites legales (el organismo que hizo la obra presentó diversos documentos para indicar lo contrario) consideran que el Concello tiene dos salidas después de que no fueran presentadas alegaciones al expediente incoado.

La primera es la de dar carpetazo al expediente, es decir, cerrarlo al considerar que los trámites efectuados por parte de la Xunta son correctos. Esa decisión motivaría que el escudo quedaría tapado.

La segunda supondría seguir adelante con la tramitación e imponer una sanción a quien hizo la obra. Eso obligaría a la Xunta a volver a dejar todo como estaba hace un año, es decir el escudo visible. Ese trámite no sería nada complicado porque supondría ir al lugar con una grúa cesta, desatornillar las planchas colocadas en su momento y todo volvería al estado original.

Para destaparlo, sin más, dijo ayer un técnico de la Xunta sería necesario pedir una licencia y, además, pasar la petición a Patrimonio para que informara. «Tal e como funciona o Concello á hora de conceder licencias, poden pasar anos hasta a súa concesión co cal a solución podería demorarse longo tempo», indicó un técnico.

En el Concello explicaron en su momento que la denuncia de la Policía Local tenía que ser tramitada porque, de no hacerlo, podría constituir un delito. Sin embargo en la Xunta destacan que una cosa es no hacer caso al informe del agente y otro diferentes es determinar si se cumplieron o no todos los requisitos.

En relación con la denuncia que la Policía Local hizo un año después de efectuados los trabajos, lo que causó asombro en la Xunta y también porque no se diga nada de los escudos del Instituto Ollos Grandes, una fuente del ente autónomo expresó que la actuación de los agentes había sido encargada de manera directa por parte del gobierno municipal, posiblemente para mantener el enfrentamiento abierto con el ejecutivo autónomo con vistas a la obtención de réditos políticos.

La Xunta reaccionó a la denuncia presentando justificante de cumplir las normas y de haber encargado un informe. El Concello dice que la obra realizada no es legalizable debido a que afectó a un edificio catalogado e inventariado, por lo que no se puede alterar la fachada.

El archivo de la denuncia dejaría el emblema tal y como está actualmente

Volver al estado anterior supone pedir licencia y alargar el proceso quizás años

Balseiro insiste y vuelve a pedir autorización para tapar el águila de Sanidade

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, volvió a cursar una petición de autorización al Concello de Lugo para cumplir la Ley de Memoria Histórica y poder tapar el escudo que hay en lo alto de la fachada del edificio de la delegación de Sanidad, en la rúa Montevideo. Una primera petición fue formulada en enero de este año y tres meses después, la institución municipal respondió negativamente, por lo que el águila franquista sigue sin tapar.

En este caso, los técnicos municipales, dicen que el escudo es intocable por estar catalogado por el Plan Especial de Protección e Reforma Interior (Pepri). Ahora bien, algunos técnicos de la Xunta expresan que no se trata de una retirada sino de aplicar una solución similar a la del antiguo instituto masculino y que una ley de rango nacional ha de prevalecer sobre cualquier ordenanza o normativa local, máxime teniendo en cuenta que, en este caso, no existe una destrucción del patrimonio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta no destapará el escudo del Lucus Augusti, salvo que el Concello le multe