El Breo recupera a sus hijos pródigos

Löfberg y Gerun están en Lugo tras jugar con sus selecciones y Sulejmanovic y Redivo vuelven hoy


lugo / la voz

El Cafés Candelas Breogán podrá disponer hoy de todos sus efectivos, excepto los jugadores que están lesionados, después de más de una semana en la que casi la mitad de la plantilla no estuvo con el resto de compañeros por encontrarse disputando compromisos internacionales con sus respectivas lesiones.

La ausencia de cuatro jugadores: Gerun, Sulejmanovic, Löfberg y Redivo, privó a Natxo Lezcano de preparar con normalidad el próximo compromiso de liga que su equipo disputará el próximo domingo a partir de las 17.00 horas frente al Baskonia en el Buesa Arena.

Preocupación

La preocupación en el seno del equipo es que se repita lo sucedido la pasada campaña en las dos ventanas FIBA en las que el cuadro breoganista perdió a dos jugadores, Sulejmanovic y Löfberg, y ambos regresaron o con molestias o bajos de ritmo, lo que acusó el equipo de manera notable en su rendimiento. En ambas ocasiones el cuadro celeste sufrió derrotas inesperados ante rivales que, en principio, eran asequibles. En este caso el número de jugadores que fueron con sus selecciones es mayor y por lo tanto también aumenta la preocupación.

Los primeros en regresar a Lugo tras cumplir con sus compromisos internacionales fueron el sueco Löfberg y el ucraniano Gerun, que ya están en la ciudad y por lo tanto podrán participar en el trabajo previsto para esta jornada.

Los que todavía faltan por llegar, aunque estaba previsto que también pudieran participar en el trabajo de hoy, son el argentino Lucio Redivo y el bosnio Sulejmanovic. Ambos disputaron dos partidos amistosos con sus equipos nacionales y por lo tanto ya estaba previsto que se incorporaran más tarde que el resto de compañeros.

El jugador que disputó sus encuentros más tarde fue Sulejmanovic, que en su último compromiso internacional, en el que Bosnia se enfrentó con Finlandia, completó una excelente actuación con unos números de 12 puntos y 13 rebotes. El encuentro fue especial para el pívot del cuadro breoganista debido a que se enfrentaba a la selección del país en el que residió gran parte de su vida tras verse obligado a salir exiliado de su país de origen por la Guerra de los Balcanes.

La plantilla breoganista entrenará todos los días de la semana y el próximo sábado realizarán el desplazamiento a Vitoria para enfrentarse el domingo por la tarde con el conjunto que dirige un viejo conocido de los aficionados lucenses, Velimir Perasovic, quien como jugador dejó un grato recuerdo de su estancia en Lugo.

La salida a la pista del poderoso Kirolbet será una nueva oportunidad para que el cuadro breoganista intente lograr la que supondría la primera victoria a domicilio de la temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Breo recupera a sus hijos pródigos