Engancharse al pelotón


El mejor partido lejos de Lugo del Breogán se saldó con derrota, esta vez previsible dada la entidad del Unicaja, pero una vez más dolorosa porque la opción de ganar fue clara hasta el último instante. Se regresa con buenas sensaciones, pero cometeremos un grave error si caemos en la complacencia. Los casi no suman, los buenos partidos con derrota, tampoco y encima pueden hacer daño. ¡Qué bien jugamos! Contra un rival inferior a Unicaja, el triunfo no se nos escapa. Pues bien, esta tarde, aquí está Zaragoza. En principio, uno más de nuestra liga. Pero ojo, ya nos saca dos victorias y además se ha quitado de encima a Tenerife, Barcelona, Unicaja y Baskonia, la mitad del calendario duro. Ahora mismo es un aspirante más a colarse en la Copa. Todas las buenas sensaciones de Málaga hay que refrendarlas hoy. El partido no es una final, pero se le parece. ¿Se puede calcular a priori la gravedad de una derrota? No hay que cerrar los ojos a la realidad. Choques como el de hoy casi obligan a saldarlos con victoria. La buena noticia es que el parte de bajas no aumenta, el sentido común hace pensar que Brown ya estará a tope, que en una semana más de trabajo habrán subido un punto las prestaciones de Uriz. Nos queda la duda de Sulejmanovic, que permanece en ese limbo de las molestias. No entreno o lo hago a medio gas, con la fatídica consecuencia de que estamos perdiendo a un jugador que crecía cada partido.

Donde no hay parte de bajas en las gradas, volverán a rugir para llevar a hombros al equipo. No hay ni un solo hincha del Breogán que no sepa de la trascendencia que tiene la victoria para seguir en el pelotón y no empezar a quedar descolgados antes de tiempo. Por eso hay que volver a poner el mono de trabajo, todos, quedan varias finales en el Pazo y esta es una de ellas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Engancharse al pelotón