La intermodal de Lugo, un año perdido

Adif, Xunta y Concello vuelven a decir que firmarán «en breve» un convenio


lugo / la voz

El 19 de febrero de este año se reunían en Madrid representantes de la Xunta, el Gobierno (entonces del PP) y del Concello para desbloquear un eterno debate en Lugo: la construcción de una intermodal de trenes y buses que estuviese integrada en el trazado urbano de la ciudad. En esa fecha, las partes anunciaron que «en breve se firmará un nuevo convenio» (en referencia a que el proyecto del 2011 era papel mojado) en el que se dejarían claras las responsabilidades que tendría que asumir cada Administración. Ayer, 5 de noviembre, volvieron a reunirse en Madrid las partes (ya con un Gobierno del PSOE) y acordaron, según señalan las notas de prensa de la Xunta y de Adif «que en enero firmarán el acuerdo de colaboración con el reparto de responsabilidades».

Durante estos once meses pocas novedades se han producido. La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade presentó en febrero el estudio que hizo sobre las necesidades de una estación y un primer proyecto en el que ya avanzaba que se harían 20 dársenas de buses (15 de operación y cinco de regulación), además de un edificio de viajeros de 420 metros cuadrados y un espacio de parada rápida y una área de taxis.

En los presupuestos del Estado del 2018, que presentó el Gobierno de Rajoy en abril, no se asignaba ningún euro para esta obra. En septiembre, los nuevos responsables de Adif hacían realidad una vieja demanda de la federación vecinal, una zona de aparcamiento ocupando las viejas naves de la estación de tren. En el proyecto que presentó la Xunta para la intermodal se estipula un párking de 192 plazas, que serán de pago. Y en los presupuestos de la Xunta para el 2019, presentados el pasado mes, solo se asignan 30.000 euros para la intermodal. Además, a lo largo de estos meses apenas se ha avanzado en las actuaciones anunciadas para la mejora del trazado ferroviario entre Lugo y Ourense: nuevas variantes, reforma de la vía, electrificación y eliminación de pasos a nivel. Para muchos, mientras no llegue un ferrocarril competitivo en tiempos y frecuencias a la ciudad, la intermodal carece de sentido.

De momento, ayer acordaron crear una comisión de seguimiento y en enero repartirse las responsabilidades. Adif estipula la inversión total entre 27 y 31 millones de euros. Adif construirá un nuevo edificio de viajeros de tren «para adecuarlo a las previsiones de explotación». Estará conectado al mismo nivel que las dársenas de los buses, que construirá la Xunta. Luego está por decidir quién se hará cargo de la mejora de los accesos, donde el Concello tendrá algo que decir, además de ser la Administración clave para la firma de todas las licencias.

Además, la falta de definición durante el 2018 ha reabierto del debate de si es oportuno construir una nueva estación de buses y cerrar la actual, céntrica pero con carencias. Lugo Monumental ha pedido la paralización del proyecto de intermodal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La intermodal de Lugo, un año perdido