Condenado un ciclista por agredir al conductor del bus al que no dejaba pasar

Tania Taboada
Tania Taboada LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Tendrá que pagar una multa de 150 euros y una indemnización de 271,35

31 oct 2018 . Actualizado a las 07:35 h.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo ha condenado a un ciclista lucense, de 19 años, como responsable de un delito leve de lesiones, por una agresión al conductor de un autobús urbano que en la tarde del día 24 de febrero cubría la línea nueve de la ciudad de la Muralla. El joven ciclista tendrá que pagar una multa de un mes, con una cuota diaria de cinco euros, es decir, en total, 150 euros. Además, tendrá que abonar 271,35 euros de indemnización al chófer, que, a causa del altercado sufrió un esguince en el tobillo derecho. A mayores, el juzgado impuso al ciclista el pago de las costas y el abono al Sergas de la atención sanitaria.

El incidente entre el conductor del bus urbano y el deportista tocurrió entre las 20.00 y 20.30 horas del 24 de febrero de este año entre la Avenida de A Coruña y Ramón Ferreiro de Lugo. En los hechos ocurridos aquella tarde se vieron implicados el chófer del bus urbano y el ciclista, que iba acompañado de otros dos jóvenes (uno guiaba una bicicleta y el otro un patinete). Según consta en la sentencia, estas tres personas circulaban en sus vehículos ocupando los carriles de circulación, entorpecían el tráfico rodado e impedían que se les adelantase pese a que avanzaban a una velocidad excesivamente baja. Siempre según se recoge en la citada resolución judicial, al llegar a la Avenida de A Coruña, el ciclista condenado chocó con el lateral del bus urbano, por lo que su piloto se bajó a comprobar si había daños en el vehículo. En ese momento, el deportista intentó huir y el busero lo persiguió hasta alcanzarlo. Entonces, el deportista se abalanzó sobre su perseguidor y tras un forcejeo, ambos cayeron al suelo. A consecuencia de este rifirrafe, el conductor sufrió un esguince en el tobillo derecho.

En la resolución judicial también se asegura que el ciclista golpeó intencionadamente el bus con la bici, intentando huir. En ese momento, el conductor bajó a comprobar lo sucedido el 24 de febrero.