«Nadie cree que llega el fin del gasoil: habrá un "mix" de combustibles»

Xosé Carreira LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Carlos Castro

Fernando Manuel de las Heras sostiene que acelerar la subida de impuestos como se hizo, generó pánico en los usuarios

02 nov 2018 . Actualizado a las 23:31 h.

Corren tiempos difíciles para quienes utilizan diésel para mover sus vehículos: subida de impuestos y del precio del combustible. Hay que pensar en el cambio, en que el motor del coche ya no se mueva solo gracias a ese combustible y, sobre todo, que contamine menos. Fernando Manuel López de las Heras (Lugo, 1975), jefe de desarrollo de mercado de GLP (gas licuado) de la multinacional Repsol, advierte de que estamos ya ante un ‘mix’ de combustibles que resultan más rentables.

-Hablar con usted tiene un interés extremo, porque da la sensación de que tiene una varita que le permite saber qué es lo que va a pasar con el gasoil. ¿Vivimos ya el fin de este combustible? ¿Que hago con mi coche diésel?

-Ni yo ni nadie creemos que va a desaparecer el gasoil. Habrá un ‘mix’ de combustibles un poco más amplio que el actual, que es a base de gasolina o gasóleo con distintas calidades. En el futuro habrá gasolina, gasoil, gas natural, GLP y electricidad. Repsol, dentro de su plan estratégico, se posiciona como una energética global, como ya dijo el presidente de la compañía. Tendremos todas las energías para la movilidad. No somos ya una petrolera y gasista: vamos al mercado de la energía global.

-El precio del gasoil lleva una marcha que pronto lo veremos a 1,50 el litro o incluso más. Creo que esa ascensión ya no hay quien la frene...

-El gobierno actual habla de una subida de impuestos enfocada al diésel, pero es cierto que toda la documentación que soporta la política de movilidad sostenible dentro de la Unión Europea señala que la menor recaudación de este tipo de combustibles nuevos se vería compensada con un incremento de los tradicionales. Eso que ahora parece que ocurrió de forma espontánea y circunstancial por el cambio de gobierno está recogido en documentos de hace años que indicaban que así iba a ocurrir. Aquí, si acaso, lo que se ha acelerado o precipitado fue esa tendencia, que, creo, no es lo más correcto porque se ha generado cierto pánico en todos los usuarios.

-Ahora muchos conductores miramos más que nunca el céntimo. Incluso algunos que viajan mucho por la A-6 hacia la meseta repostan en el Manzanal. ¿Por qué hay tanta diferencia de precio entre unas comunidades y otras?

-Por un lado está la tasa impositiva de cada comunidad, que es distinta. Puede haber diferencias de hasta cinco céntimos en el precio entre comunidades. Luego están las distintas políticas de empresa. En Galicia es donde más propietarios de estaciones de servicio hay que no son operador. A lo mejor, eso puede justificar que haya menos flexibilidad de tarifas. Desde luego, el precio de los hidrocarburos es libre desde hace años para cada estación de servicio. La normativa impide que cualquier petrolera venda, incluso, con precio recomendado.

-Dígame algo que muchos queremos saber. ¿Es igual el combustible de 1,19 céntimos que el de 1,33?

-El aditivo no es el mismo. El precio está determinado también por los aditivos que se le aplican al combustible y cada petrolera tiene los suyos propios. Eso puede separar el precio. Luego, está la calidad del servicio: no es lo mismo una gasolinera atendida que otra que no lo está y además no tiene una serie de instalaciones para dar un mejor servicio como baños, tienda... A mayores, muchas empresas optan por tarjetas de fidelización con lo que tienen un precio en caja totalmente distinto al poste y, en ocasiones, igual a las low cost.