«Nadie cree que llega el fin del gasoil: habrá un "mix" de combustibles»

Fernando Manuel de las Heras sostiene que acelerar la subida de impuestos como se hizo, generó pánico en los usuarios


lugo / la voz

Corren tiempos difíciles para quienes utilizan diésel para mover sus vehículos: subida de impuestos y del precio del combustible. Hay que pensar en el cambio, en que el motor del coche ya no se mueva solo gracias a ese combustible y, sobre todo, que contamine menos. Fernando Manuel López de las Heras (Lugo, 1975), jefe de desarrollo de mercado de GLP (gas licuado) de la multinacional Repsol, advierte de que estamos ya ante un ‘mix’ de combustibles que resultan más rentables.

-Hablar con usted tiene un interés extremo, porque da la sensación de que tiene una varita que le permite saber qué es lo que va a pasar con el gasoil. ¿Vivimos ya el fin de este combustible? ¿Que hago con mi coche diésel?

-Ni yo ni nadie creemos que va a desaparecer el gasoil. Habrá un ‘mix’ de combustibles un poco más amplio que el actual, que es a base de gasolina o gasóleo con distintas calidades. En el futuro habrá gasolina, gasoil, gas natural, GLP y electricidad. Repsol, dentro de su plan estratégico, se posiciona como una energética global, como ya dijo el presidente de la compañía. Tendremos todas las energías para la movilidad. No somos ya una petrolera y gasista: vamos al mercado de la energía global.

-El precio del gasoil lleva una marcha que pronto lo veremos a 1,50 el litro o incluso más. Creo que esa ascensión ya no hay quien la frene...

-El gobierno actual habla de una subida de impuestos enfocada al diésel, pero es cierto que toda la documentación que soporta la política de movilidad sostenible dentro de la Unión Europea señala que la menor recaudación de este tipo de combustibles nuevos se vería compensada con un incremento de los tradicionales. Eso que ahora parece que ocurrió de forma espontánea y circunstancial por el cambio de gobierno está recogido en documentos de hace años que indicaban que así iba a ocurrir. Aquí, si acaso, lo que se ha acelerado o precipitado fue esa tendencia, que, creo, no es lo más correcto porque se ha generado cierto pánico en todos los usuarios.

-Ahora muchos conductores miramos más que nunca el céntimo. Incluso algunos que viajan mucho por la A-6 hacia la meseta repostan en el Manzanal. ¿Por qué hay tanta diferencia de precio entre unas comunidades y otras?

-Por un lado está la tasa impositiva de cada comunidad, que es distinta. Puede haber diferencias de hasta cinco céntimos en el precio entre comunidades. Luego están las distintas políticas de empresa. En Galicia es donde más propietarios de estaciones de servicio hay que no son operador. A lo mejor, eso puede justificar que haya menos flexibilidad de tarifas. Desde luego, el precio de los hidrocarburos es libre desde hace años para cada estación de servicio. La normativa impide que cualquier petrolera venda, incluso, con precio recomendado.

-Dígame algo que muchos queremos saber. ¿Es igual el combustible de 1,19 céntimos que el de 1,33?

-El aditivo no es el mismo. El precio está determinado también por los aditivos que se le aplican al combustible y cada petrolera tiene los suyos propios. Eso puede separar el precio. Luego, está la calidad del servicio: no es lo mismo una gasolinera atendida que otra que no lo está y además no tiene una serie de instalaciones para dar un mejor servicio como baños, tienda... A mayores, muchas empresas optan por tarjetas de fidelización con lo que tienen un precio en caja totalmente distinto al poste y, en ocasiones, igual a las low cost.

-Una amiga mía dice repetidamente que no puede echar en una determinada gasolinera porque le nota algo al coche. ¿Destroza los motores o alguna de sus partes el combustible barato?

-Creo que eso no se podría decir. Toda la gasolina que se vende, al menos en el mercado español, cumple unas especificaciones técnicas mínimas que garantizan que no exista ningún fallo mecánico. Otra cosa es que esa gasolina es mejorable con aditivos y que una empresa, la que sea, puede no utilizarlos y puede no estar vendiendo el mejor combustible.

«Un coche de gas ahorra entre un 20 y un 30%; no se achica ni explota en un choque»

?¿Realmente se ahorra con un coche a gas o es un mito?

?Es una realidad. En mi caso llevo 72.000 kilómetros con un coche de auto gas y el ahorro medio con respecto a otro equivalente de gasoil es del 30%. El consumo de gasoil es inferior al gas, pero la diferencial en precio es tan importante que supone ese ahorro.

?¿Tiene las mismas prestaciones? ¿Se achica en las cuestas? ¿Dura más o menos el motor?

?No hay pérdida alguna de potencia. Es cierto que en los primeros modelos había una ligera, pero fueron mejorados los equipos. Para que consuma autogás hay que instalar un kit, y lo hace el fabricante o el particular transformando su vehículo. Ese desarrollo tecnológico mejoró por el incremento del parque no ya en España sino a nivel mundial. El deterioro mecánico es menor porque el combustible tiene menos átomos de carbono, menos carbón y, por tanto, deja menos residuos en su combustión. La gasolina es un hidrocarburo de cinco y seis átomos de carbono; el auto gas tiene entre tres y cuatro. Lógicamente la suciedad provocada por el carbono es menor.

?Muchas personas tienen la imagen de taxis con bombonas en el maletero. ¿No hay riesgos de que reviente todo en un impacto?

?Las bombonas que utilizaban los taxistas antaño se sustituyeron por un depósito fijo que va anclado al chasis del vehículo; es de acero y de un espesor importante. Tiene un sistema de seguridad con doble válvula de cierre. A partir de ahí, la acción del gas es por el exterior del vehículo hasta el motor. Todos los componentes utilizados y su montaje (sea realizado por el fabricante o en un taller autorizado, en el caso de adaptación de automóviles ya existentes) siguen una estricta normativa de seguridad y calidad. No tiene ningún tipo de problema. Estudios del Instituto Alemán de Seguridad en la Conducción y del RACE, referidos a lo que pasaría si hubiese un impacto por detrás, donde normalmente va colocado el depósito, y el vehículo se incendiase con la posibilidad de explosión, concluyen que no existe ningún riesgo.

?¿Cómo funciona y cómo andan los precios?

?Arranca con gasolina y cuando alcanza la temperatura de servicio, 35-40 grados, conmuta a gas y circula así a la velocidad que el conductor quiera. El precio del gas cambia cada mes y no tiene grandes oscilaciones. Estos días está a 0,74. El de los vehículos está entre el de los de gasolina y gasoil.

GLG y GLP, términos que hay que saber

GLC. Es el gas natural comprimido. El 90% es metano. Apuesta por el él el grupo Volkswagen. Hay muy pocos surtidores.

GLP. Gas licuado del petróleo. Mezcla de butano y propano. Los surtidores no dejan de crecer. En Lugo ciudad hay una surtidor de Repsol en Muxa y otro de Galp en As Gándaras. Varias marcas tienen distintos modelos de vehículos.

Claves para la compra de un coche nuevo

Con todo este lío parece difícil saber qué coche comprar. ¿Qué hacer? Responde Fernando M. López de las Heras: «Analizar mi necesidad de forma seria. Creo que esto no se hizo. La compra de los automóviles se ha guiado tradicionalmente por razones más pasionales que racionales. Por otra parte, se nos orientó hacia el gasoil de manera preferente, con un modelo de motor que, a lo mejor, no era el que necesitábamos tener porque nuestro patrón de uso era de un número de

kilómetros reducido, o su uso fundamentalmente urbano. Hay que analizar el tipo de uso que se le dará y la disponibilidad económica».

«Deben analizarse todas las variables: precio, necesidad de uso, puntos de recarga, y luego, cierta visión de futuro a la hora de revender el vehículo. El precio final es importante. Un coche de gasoil de hoy, vendido dentro de unos años, cuando el mercado está en la incertidumbre, posiblemente su valor residual sea muy reducido. Eso también habrá que tenerlo en cuenta. Desde luego, la tendencia hacia el futuro es a ser eficientes y a usar combustibles más limpios. Creo que habría que apostar por un vehículo con nuevos combustibles GLP auto gas, GNC, o un eléctrico en la medida de lo que se pueda», explicó este especialista.

Repsol, dijo su jefe de desarrollo de mercado de auto gas para Galicia y Asturias, tiene en la comunidad 28 puntos de suministro de este combustible (h0ay 44 existen en total, si se contabilizan todos los operadores) y tienen 15 más en distinto grado de desarrollo. En la provincia estudian Vilalba, Sarria y Monforte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Nadie cree que llega el fin del gasoil: habrá un "mix" de combustibles»