Las rejas del olvidado cuartel de San Fernando, con riesgo de desaparecer

Algunas ventanas tienen daños como si fueran ocasionados en un intento de robo


lugo / la voz

¿Alguien intentó arrancar las sólidas rejas de algunas ventanas del cuartel de San Fernando para robarlas? La pregunta no tiene respuesta, sin embargo a vecinos del entorno de la antigua instalación militar no les extrañaría que eso ocurriera. Sería consecuencia del abandono y desatención que afecta a esta céntrica edificación que podría tener multitud de usos sociales, pero los organismos prefieren que, poco a poco, se vaya desmoronando.

En la zona no pasaron desapercibidos los severos daños que aparecieron en las jambas de una de las ventanas que da a la calle Amor Meilán. Otra también tiene desperfectos, aunque de menor proporción.

La primera impresión que se obtiene es la de que alguien intentó arrancar las rejas y no lo consiguió. Esa presunta fuerza ejercida a la hora de tirar hizo que reventara la cantería en al menos tres puntos en una de las partes y en uno superior en la otra. Restos de esa cantería aún permanecían ayer tirados sobre la acera.

Otra ventana colindante con la que tiene más daños estructurales también se encuentra deteriorada, en este caso solo en un punto de una jamba. Ayer no fue posible confirmar si se había abierto alguna investigación al respecto. En cualquier caso, una de las pesadas verjas ya supone un grave riesgo porque podría caer en algún momento sobre alguna persona o vehículos. Algunos vecinos indicaron que el propietario del edificio (inicialmente fue el Concello de Lugo y después le hizo la cesión a la Xunta), debería encargar a algunos técnicos la elaboración de un informe que determine la seguridad de ese elemento arquitectónico que puede llegar a tener más de un siglo de antigüedad, aunque no es posible precisar cuándo fueron colocadas las rejas en los ventanales. En la zona hay temor a que en algún momento pueda desprenderse el cierre de hierro y alcance a algún escolar porque la zona es punto de paso hacia el jardín de la Praza do Ferrol y un centro educativo que hay en la zona. En las proximidades se encuentra también el colegio de Quiroga Ballesteros.

Fuentes del gobierno municipal indicaron que esta situación es consecuencia de la desatención por parte de la Xunta y recordaron que Santiago niega a los lucenses la posibilidad de que el centro sea dedicado a Museo da Romanización como así reclaman numerosos colectivos. En algún momento también fue valorada la posibilidad de abrir allí un colegio y llevar el museo al Fogar de Santa María.

Al menos una de las rejas corre el riesgo de caer en algún momento sobre la acera

Los vecinos recuerdan que por la zona transitan numerosos escolares

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las rejas del olvidado cuartel de San Fernando, con riesgo de desaparecer