Casos de dinero público tirado en tecnología

Las inútiles máquinas de la ORA empiezan a ser desvalijadas y hay señales ferroviarias sin funcionar meses después de instaladas


lugo / la voz

Que la regulación de los aparcamientos en Lugo deba de hacerse a través de la ORA o de otro sistema, es una cuestión abierta al debate. Que las máquinas de la desaparecida ORA en Lugo, de propiedad municipal, sigan tres años después en la calle admite poco debate; sencillamente es una muestra de indolencia en la gestión. Más grave aún porque sufren daños. Por otro lado, ni debate provoca la necesidad de suprimir los pasos a nivel en la vía férrea; tampoco que, mientras no se suprimen, es necesario que estén debidamente señalizados. Por eso, que después de meses y meses instalados los semáforos de los pasos de Coeo sigan cubiertos, es decir, no operativos, genera amplia coincidencia en los calificativos que aplican los vecinos a tal estado de cosas.

La ORA es una de las piezas principales de la investigación judicial Pokémon. Después de operarla durante un tiempo tiempo sin contrato en vigor la empresa a la que fue adjudicado en su día la concesión, el gobierno local decidió suspender este sistema de control de estacionamiento. Desde el 30 de julio de 2015 no está operativo. Pero, desde esa fecha, las máquinas expendedoras de los tiques siguen donde estaban. Y parece que hay gamberros o buscadores de algún tipo de tesoro en las tripas de las máquinas que, en algunos casos, no han dudado en arrancarles piezas. Uno de esos casos se da en la calle Puro Cora. Además de sufrir daños, estas máquinas, de propiedad municipal, crean confusión entre los automovilistas visitantes, que en algunos casos no se creen lo que ponen los carteles que anuncian que están fuera de servicio, y preguntan a los peatones cómo funcionan. No es probable que, incluso si es reimplantada la ORA de pago, dichas máquinas puedan ser reutilizadas; por eso, actualmente solo hacen ocupar espacio en la calle.

Preguntas sin respuesta

La seguridad de la circulación peatonal y rodada en relación con el tráfico ferroviario se aleja de parámetros aceptables allí donde hay un paso a nivel sin barreras. De ahí la continua reclamación de la supresión de tales pasos. Pero no siempre es posible acometer tales obras. Por ello, la propia autoridad ferroviaria decide instalar señales acústicas y luminosas en algunos de esos puntos. En Coeo, en el municipio de Lugo, hace meses que fueron instalados unos semáforos. Desde entonces están cubiertos con unas bolsas negras, es decir, están fuera de servicio.

Lo que más llama la atención a los vecinos que tienen que pasar con frecuencia por este paso a nivel es que las luces funcionan, lo que se puede apreciar con total claridad pese a estar cubiertas con bolsas negras. Qué pasa, se preguntan los vecinos; por qué -quieren saber- si están operativas estas señales no se ponen en servicio. Todas los plazos que les indicaron, extraoficialmente, para el estreno fueron incumplidos.

La ORA dejó de funcionar en julio de 2015, pero las máquinas siguen en la calle

En el paso a nivel de Coeo, las luces de las señales funcionan bajo las fundas que las cubren

El gobierno local no aclaró debidamente en estos años por qué no retira las máquinas de la ORA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Casos de dinero público tirado en tecnología