La caseta panorámica y lámparas cesto, la única innovación del San Froilán

El pulpo comenzó a funcionar con solo tres puestos y una destacada afluencia

En directo: el pulpo, más caro que nunca, estrella del San Froilán Arranca las grandes fiestas del otoño gallego en la ciudad de la muralla

lugo / la voz

El ferial del San Froilán es clónico desde hace muchos años. Las mismas atracciones y la misma colocación. La única novedad llega este año con la «caseta zen» del pulpo que no se estrenó al mediodía de ayer como ocurrió con las de la familia Baranda y la del empresario Ramiro López. El diseñador del local, con madera de pino finlandés tratada con calor para hacerla más resistente, apostó por las vistas creando grandes cristaleras hacia la parte de las cuestas del parque, una filosofía que hasta ahora nadie había aplicado en las casetas.

En el recinto, bautizado con el nombre de Nadela, destaca la iluminación artificial, con la incorporación de las lámparas cesto. Fueron utilizadas composiciones de hasta tres cestos de madera que en el campo tienen precisamente otras utilidades. Ese material le da el toque enxebre al recinto en el que estaba previsto se sirviesen anoche las primeras cenas.

A la inauguración del mediodía de ayer tampoco se sumó la caseta de Torre de Núñez, en la que trabajaban a tope para poder abrir por la noche. Los de O Carballiño, en cambio, funcionaron con normalidad porque hacía días que ya tenían montado.

El establecimiento de la Palloza estuvo a punto de llenar en la primera sesión. Le quedaron pocas mesas libres. Por el establecimiento pasaron, entre otros, conocidos lucenses, algunos de ellos relacionados con el mundo del deporte.

Y no faltó a la inauguración el acordeonista de siempre y el vendedor del Mintireiro Verdadeiro, el almanaque que sobrevive y que ya tiene la edición del año que viene en la calle. El San Froilán es uno de los mejores momentos para su venta.

Los hosteleros esperan una gran avalancha de público a partir de mañana. Algunas casetas tienen numerosas reservas y en la noche del sábado puede haber problemas para conseguir sitio. Están previstas, incluso, varias excursiones de diferentes lugares de Galicia. La alcaldesa, Lara Méndez, se mostró muy optimista y dijo ayer que el San Froilán «é a festa que agardan os galegos» y no dudó del gran éxito de la celebración.

«Que ninguén pense que nun restaurante vai ser máis barato»

El precio de la ración. Ese será uno de los principales motivos de conversación en las pulpadas de este año. Nunca hubo una subida tan espectacular como la de estas fiestas. Los 250 gramos cotizan a 12 euros. El precio por persona de una comida con una sola ración, cachelos, pulpo, postre y café sale por unos 30 euros. La tarifa sube para quienes opten por la «carne ao caldeiro» o unos entrantes.

«Que ninguén pense que ir comer a un restaurante o polbo será máis barato», advirtió ayer el hostelero Ramiro López, con caseta en el ferial. Recordó que es imposible vender una ración por debajo de los 12 euros teniendo en cuenta el precio del kilo de pulpo, el precio de adjudicación de las casetas y el personal que necesitan contratar.

Bo proveito

Lugo está xa de festa e bo xantar e bo cear. Chega o momento de desexar bo proveito e de gozar dunha celebración que, pouco a pouco, foi perdendo o tradicional hasta non quedar nada do que foron as grandes feiras do outono galaico. Son outros tempos nos que en moitas parroquias xa nin hai vacas e van quedando menos veciños que boten unha leira de patacas. Co San Froilán chega á cidade o caos de tráfico, os cabreos para conseguir aparcamento; chega tamén o calvario para os veciños do centro que terán que soportar os ruídos e tamén chegan os amigos das carteiras alleas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La caseta panorámica y lámparas cesto, la única innovación del San Froilán