El repunte del 10% en los visados da un respiro a los arquitectos y abre expectativas

«Xa non hai esa desilusión que había», se indica en medios profesionales


lugo / la voz

En Lugo, cuando arranca octubre la ciudad se pone a punto para celebrar el San Froilán, su fiesta patronal. Y suele pasar muy desapercibido que el primero de octubre es uno de esos días especialmente señalados en el calendario por la ONU. En 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, por recomendación de la Comisión de Asentamientos Humanos, decidió celebrar el Día Mundial del Hábitat, para reflexionar sobre el estado de las ciudades.

En 1997, la Unión Internacional de Arquitectos se sumó y declaró el 1 de octubre como Día Mundial de la Arquitectura, coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat. Con dicho motivo, La Voz preguntó a varios profesionales de la arquitectura cuál es el estado de la profesión, desde el punto de vista laboral, y cómo ven ellos el momento en lo que se refiere al tipo de edificación en Lugo y su entorno.

El estallido de la burbuja inmobiliaria, la durísima crisis económica que afectó a todos los sectores, pero de modo muy especial al de la construcción, sumió a la arquitectura como sector, después de años de esplendor, en un estado casi depresivo. Hoy, la situación parece mejorar. Lo refleja así el dato que aporta el presidente de la delegación lucense del COAG, Raúl Veiga: en el último año se produjo un incremento del 10% en los visados. No solo, clara, se visan los proyectos de edificios; es decir, son, muchos de ellos, trabajos de otro tipo, pero, finalmente, son trabajo. Es un dato que refleja el repunte de la actividad en esta profesión. Dicho en palabras de Cristina López Eimil «se está mejorando lentamente». Xosé Anxo Carreira Montes lo describe así: «Xa non hai esa desilusión que había».

Opciones

Tanta «desilusión» hubo en la profesión que más de un arquitecto que vivió los mejores años de la construcción y sufrió la crisis trató de desincentivar a sus hijos el cursar la carrera de Arquitectura y pretendió orientarlos hacia otras metas profesionales.

A su vez, Antonio Tort está convencido de que para su sector «hay un campo enorme de trabajo en la rehabilitación, la accesibilidad, la ecoeficiencia y la tecnología».

Cristina López Eimil: «Estamos creciendo un poquito, hay una leve recuperación»

Para Cristina López Eimil, el sector de la arquitectura en Lugo «se está recuperando lentamente, estamos creciendo un poquito; hay una leve recuperación de la construcción de vivienda nueva, se están haciendo proyectos, lo que es una novedad porque hasta ahora se hacía vivienda unifamiliar y rehabilitación».

En cuanto a la innovación en los proyectos, López Eimil indica que conceptualmente no hay cambios especialmente reseñables, pero «sí se está tratando de que los edificios sean autosuficientes energéticamente; se está empezando a trabajar en ello». Añade: «Se gasta más en aislamiento». Destaca como ámbitos por los que se mueve la profesión el de la rehabilitación de fachadas y la instalación de aislamiento tipo SATE. En este sentido, Cristina López recuerda los problemas que hubo en su momento para aplicar esos aislamiento debido al planeamiento, por la incidencia en las alineaciones; finalmente, se solventó mediante una modificación en el planeamiento.

Carreira Montes: «Parece que hai un punto de optimismo e que a xente ve que cambia o panorama»

Xosé Anxo Carreira Montes fue delegado de Vivenda en Lugo con el gobierno bipartito. Sobre el estado de la profesión, en lo que se refiere al ámbito laboral, señala: «As situacións son moi diversas. En xeral, parece que non hai esa desilusión que había; parece que hai un punto de optimismo e que a xente ve que cambia o panorama». Según su análisis, «houbo un momento no que a profesión se negaba a asumir a realidade, e agora estanse buscando saídas, incluso hai como un puntiño de rebeldía».

En el plano puramente profesional, detecta que «está entrando algo de renovación», que no tiene una traducción conceptual en el diseño de las viviendas, pero sí se deja notar en las fachadas. «Está claro que, conceptualmente, aquí no se dan tendencias que si se ven noutras partes de Europa, pero si se aprecia certa renovación visual en canto ás fachadas».

Antonio Tort: «Con un poco de ingenio y capacidad técnica hay muchas posibilidades»

El arquitecto Antonio Tort, lejana ya su aventura en el campo político, como concejal popular en el Ayuntamiento de Lugo, analiza sin pesimismo alguno el momento por el que atraviesa su profesión. Está convencido de que «con un poco de ingenio y capacidad técnica hay muchas posibilidades, hay mucha bolsa de negocio». Es en esa línea en la que apunta a ese «campo enorme de trabajo» que ve en «la rehabilitación, la accesibilidad, la ecoeficiencia y la tecnología». Cree que en ese terreno es en el que es posible recuperar la actividad de un sector que atravesó una dura crisis. Porque tiene claro «que aquellos años de la burbuja, de mucho trabajo, no van a volver ni se les espera; probablemente tampoco sería bueno que volvieran».

Antonio Tort reivindica al profesional que define como «arquitecto desconocido». Para explicar de qué profesional habla, pone un ejemplo del mundo de la medicina: «Reivindico al médico del seguro; es probable que yo no recuerde cómo se llama, pero es el que me cura». Dice así que «hay mucha arquitectura» fuera del «arquitecto de la obra de relumbrón», que es a partir de la que se suele establecer los parámetros profesionales.

Formación Profesional

Y puesto a reivindicar, en el Día de la Arquitectura reivindica también al profesional de la obra, al que ejecuta lo que diseña el arquitecto: «Parece que ya es hora de acordarse de la Formación Profesional; no todos tenemos que ser universitarios. Hay otros campos y con buenas posibilidades».

Raúl Veiga: «Ahora nos dedicamos un poco a todo, el trabajo está muy diversificado»

Raúl Veiga preside la delegación lucense del Colegio de Arquitectos de Lugo desde mayo del 2011. Por tanto, ha visto desde su privilegiado observatorio la incidencia de la crisis económica en su sector. De los años más duros hasta hoy, aprecia, en lo laboral, que la profesión, en la actualidad, está «muy diversificada», en tanto que -dice- «nos dedicamos un poco a todo». Señala que los constructores constatan un cierto repunte en su actividad. En lo que atañe a su profesión, cree que el «pequeño pero sustancioso» incremento en el número de visados refleja, por un lado, la existencia también de un cierto repunte. Eso sí, aclara que no solo se visan los proyectos de las obras más grandes.

En la actualidad, hay un poco de todo en la actividad laboral de los arquitectos, según relata Raúl Veiga: «Diseño gráfico, diseño de interiores, montaje de exposiciones, organización de eventos; es decir, en algunos casos, actividades colaterales».

En cuanto al reflejo en la ciudad, en los edificios y en el urbanismo, del trabajo de los arquitectos lucenses, Veiga señala que, en cuanto al diseño, los profesionales están muy mediatizados, por ejemplo por lo que imponen las normas de seguridad y de eficiencia energética; indica que eso lleva a soluciones poco arriesgadas, pero absolutamente correctas.

El presidente del COAG en Lugo aprovecha la ocasión para lanzar un dardo al Concello: «Para justificar los largos plazos para las licencias no vale el argumento de que los proyectos no están bien presentados; claro que los proyectos están absolutamente correctos; a veces, puede ser necesaria documentación complementaria, que es algo que ha ocurrido siempre».

Adolfo de Abel: «Acertada decisión da comisión de Patrimonio para o Materno Infantil»

Celébrase o Día Mundial da Arquitectura baixo o lema Arquitectura... para un mundo mellor, centrado en evitar a destrución do hábitat e do patrimonio. Por iso, a decisión da Comisión Provincial de Patrimonio de rexeitar a proposta de reforma do edificio da antiga Residencia ou Hospital Materno Infantil non pode ser máis oportuna e merece unha felicitación. O edificio do Materno foi proxectado en 1950 por Germán Álvarez de Sotomayor, autor tamén do edificio que foi sé do Instituto Nacional de Previsión e do Ambulatorio na Praza de Ferrol. Miguel Abelleira Doldán cualificouno como un magnifico exemplo da arquitectura deste período, entendida como unha depurada síntese entre tradición e modernidade. Polo seu valor arquitectónico o edificio foi catalogado. Por iso non se entende que se premiase un proxecto que desvirtúa, altera e mutila o edificio. Claro que non é a primeira vez que ocorre isto. Vólvese a repetir o escándalo do concurso de ideas convocado pola Xunta para o Cuartel de San Fernando, pois un xurado seleccionou un proxecto que semella imposible desenvolver dentro da legalidade, por estar o edificio catalogado como BIC.

A adecuación ao novo uso do edificio do Materno Infantil non é unha obra menor. O preproxecto, presentado á consideración da Comisión de Patrimonio, non cumpre co establecido para un edificio catalogado, non só polo cambio da fachada, senón por outros aspectos, como o de cortar o edificio en dous e abrir patios interiores, aspectos que tamén se deberían ter en consideración.

 

Disputa política

Non vou entrar nas explicacións para ignorantes dadas polo PP e o PSOE sobre quen o fixo peor, porque entran dentro dos xogos florais que os partidos organizan para eles e os seus seguidores antes das eleccións tratando de xustificar as súas carencias. Neste contexto hai que entender as présas do PP por conseguir xa unha licenza. Pero, por respecto a un certo sector da cidadanía que ten certa formación e manexa determinada información, deberían de meditar as súas explicacións, porque non todos somos masa.

Desgraciadamente para os lucenses a Xunta, que tomou con parsimonia todo o relacionado coa cultura e o noso patrimonio -cuartel de San Fernando e Museo da Romanización, xacemento arqueolóxico de Porta Miñá, rehabilitación da Tinería, equipamento do Auditorio, etcétera-, chega tarde. O que isto escribe, propietario dun edifico catalogado con nivel 2, tivo que esperar dous anos e oito meses para conseguir licenza para a súa rehabilitación. Xa que logo, e dado que as institucións deben de dar exemplo, a Xunta terá que seguir todos os trámites, presentar toda a documentación que se lle pida e agardar pola licenza o tempo que sexa, coma calquera particular. O que non vale é que se nos venda como interese público o interese meramente partidario.

Comisión técnica

A Comisión de Patrimonio é unha comisión técnica dependente da Consellería de Cultura. Os seus informes teñen que ser emitidos conforme á legalidade, a non ser que os seus integrantes sexan quen de arriscarse a ser, incluso, investigados pola comisión dun delito contra o patrimonio. Había colectivos e persoas á expectativa pendentes da súa resolución, neste caso acertada, e por iso débese felicitar aos seus compoñentes e pedir calma a voceiros de partidos políticos e posibles plataformas reivindicativas, porque nestes casos as présas poden derivar en ilegalidades cuxa corrección, dependendo de quen as perpetre, pode levar anos ou pode conformar un esperpento para maior gloria da historia da cidade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El repunte del 10% en los visados da un respiro a los arquitectos y abre expectativas