Patrimonio no acepta que Sanidade modifique la fachada del Materno

La consellería tendrá que modificar el proyecto del centro de salud


lugo / la voz

«A Xunta ponse obstáculos a si mesma». Esa es la conclusión obtenida por algunos ediles del equipo de gobierno del Concello de Lugo después de lo ocurrido ayer en una reunión para tratar de avanzar en el proyecto de implantación de un centro de salud en la antigua residencia sanitaria, que pasó a ser materno infantil cuando se construyó el Xeral. En ese encuentro, se conoció que Patrimonio informó desfavorablemente la propuesta de Sanidade de poner cristaleras en la parte central de la fachada del Materno por considerar que modifica la estética general del edificio que figura como protegido.

Patrimonio acepta, en cambio, mantener las rampas de acceso para garantizar la accesibilidad al recinto. Además, en el proyecto presentado por la Xunta, explicaron fuentes municipales, ni tan siquiera se explica la solución elegida para los ventanales.

Ahora, Sanidade tendrá que hacer correcciones en el proyecto completo que tienen que presentar para que Patrimonio vuelva a informar, según la versión del Concello de Lugo que tuvo como representante en la reunión al concejal Daniel Piñeiro.

El Concello no tiene el proyecto completo y desconoce qué es lo que finalmente hará Sanidade con la fachada y también con otras partes del inmueble. El que llegó al consistorio para la obtención de la correspondiente licencia es básico. Está incompleto y no es posible que se someta a la información de los técnicos porque estos se quedarían sin conocer todas las actuaciones a llevar a cabo. Ni tan siquiera se conocen aspectos de la instalación eléctrica, ni tampoco de los medios antifuego.

El gobierno local reconoce que los defectos detectados en la documentación de Sanidade son subsanables, pero está asombrado porque se encuentran por un lado con que la Xunta dice constantemente está interesada en sacar adelante el proyecto, pide agilidad al Concello y que no ponga trabas. Sin embargo, apuntan, desde Santiago hacen las cosas a medias y entregan un proyecto que ni tan siquiera sirve para ser informado. «É curioso que a Xunta informe desfavorablemente un proxecto de Sanidade o que demostra, como mínimo, unha descoordinación entre departamentos», dijo ayer un edil.

«Boicot socialista»

El portavoz del grupo municipal del PP en el consistorio, Antonio Ameijide, acusó a Lara Méndez de «tentar boicotear» las inversiones de la Xunta en el barrio de la Residencia, «unha manobra que fai para tentar ocultar todo o que non fixo polo barrio, onde só colocou unha banda redutora de velocidade».

Ameijide dijo que en la reunión de ayer se demostró «que a Xunta e o PP apostan por este barrio». El edil popular le pidió a la alcaldesa agilidad en la tramitación de las licencias. También le reclama que exija ahora al «gobierno amigo» que ponga la comisaría en el hospital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Patrimonio no acepta que Sanidade modifique la fachada del Materno