El pulpo de este año tiene caseta zen de estilo nórdico con diseño de Monterroso

Dos hermanos se estrenan en el festejo compitiendo con los habituales en el negocio del cefalópodo


lugo / la voz

Una caseta zen de estilo nórdico. Esa será la novedad de este año del pulpo de San Froilán. El recinto, que está siento montado desde el pasado fin de semana, tiene diseño de Monterroso, en concreto de la carpintería Varela, un establecimiento que funciona desde el año 1982, que es la primera vez que lleva a cabo una instalación de estas características. Hasta ahora, la empresa monterrosina realizó todo tipo de trabajos de carpintería entre los que destacan la restauración de hórreos. En los últimos años llevó a cabo labores de mejora en este tipo de construcciones tradicionales gallegas con unos resultados muy positivos.

La nueva caseta del pulpo es de madera de pino procedente de Finlandia. El responsable de la carpintería segura que la madera recibió en España un tratamiento calórico a una temperatura que oscila entre los 180 y los 220 grados, dependiendo de las diferentes casas. El proceso está exento de agentes químicos, lo que hace que las tablas sean totalmente reciclables. Además, consigue que se produzcan cambios en la fibras que acaban resultando muy resistentes en el exterior, llegando a actuar como aislante térmico, en opinión de los expertos.

El responsable del montaje indicó que empezaron todo el proceso desde cero y calcula que este fin de semana esté terminada la obra que ayer ya estaba muy avanzada en lo que es la configuración externa. En los próximos días le colocarán los ventanales que le aportarán luz natural a la instalación que va cubierta con un sistema de lona impermeable.

La caseta minimalista del pulpo será gestionada por los hermanos Carballeira, dos hosteleros que dirigen un restaurante en Nadela. Es la primera vez que concurren al negocio del pulpo, hasta ahora en manos de la familia Baranda, Torre de Núñez; Ramiro López, del grupo La Palloza y Manolo de Marce. Este último no concurrió este año al concurso y fueron los de O Carballiño los que se quedaron con dos casetas, pero acabaron renunciando a una de ellas. Esta fue la que obtuvieron los dos hermanos al presentar la oferta en la apurada convocatoria efectuada desde la concejalía de Carmen Basadre.

Durante todo el día de ayer hubo mucha actividad para el montaje de las casetas. Al lugar fue llevada una grúa para el montaje de una de ellas. Además, están a medio poner los puestos de los calderos de pulpo.

Mientras tanto, varias brigadas trabajan en la colocación de los postes para la conducción del tendido eléctrico en zonas próximas en las que se instalarán las distintas atracciones, algunas de las cuales ya están en Lugo porque estuvieron en A Milagrosa, como es el caso de la caseta Vinos de Aragón que lleva más de veinte años vendiendo chatos y barquillos a una clientela que parece ser extremadamente fiel. Además, en el recinto del parque Rosalía de Castro, fueron montadas dos casetas, una de las cuales servirá de oficina del comisario del ferial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El pulpo de este año tiene caseta zen de estilo nórdico con diseño de Monterroso