La biopsia líquida arranca en el HULA con un estudio sobre cáncer de mama

El laboratorio de Nanoproteómica recogió muestras de sangre de 215 mujeres


lugo / la voz

El Laboratorio de Nanoproteómica del HULA, que empezó a funcionar en el mes de enero, ya completó la primera fase del proyecto encaminado a un diagnóstico precoz del cáncer de mama, mediante un estudio de las proteínas presentes en la sangre. Es una de las variantes de la biopsia líquida, en la que utilizan nanopartículas. En estos últimos meses procesó muestras de 135 mujeres a las que les diagnosticaron este tumor en Lugo y de otras 80 trabajadoras de todos los estamentos del hospital Universitario, que se prestaron voluntarias poder comparar los resultados. El laboratorio, el primero de Galicia de su especialidad y el segundo que trabaja con biopsia líquida, está inmerso ya en otro proyecto similar, en este caso relacionado con cáncer de vejiga y en el que participarán varones.

El laboratorio creó el grupo de investigación GIOT-HULA (Grupo de Investigación Oncológica Trasnacional) del que forman parte 21 miembros. El responsable de investigación clínica es el jefe de servicio, Sergio Vázquez y la de investigación básica la química Cristina Núñez. Forman parte de este equipo multidisciplinar todos los oncólogos del HULA, un servicio que tuvo un peso importante en la creación del laboratorio de Nanoproteómica, cuatro urólogos, un ginecólogo de la unidad de mama y un cardiólogo.

La responsable del área de investigación básica del laboratorio lucense, Cristina Núñez González, explicó que el trabajo previo del proyecto de cáncer de mama ya está acabado. Están pendientes ahora de los resultados y de procesarlos para obtener las conclusiones. «Conseguimos reclutar -dijo- a 135 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en el HULA, que fueron más casos de los que nos hacían falta». Actualmente están tratando de identificar las proteínas para localizar los biomarcadores. 

Objetivo poblacional cubierto

Las muestras de suero de las ochenta mujeres que necesitaban para establecer la comparativa las reclutaron en el propio hospital. Núñez reconoce que enviaron un correo electrónico a través de los servicios informáticos a sus compañeras de todos los estamentos en el HULA y rápidamente obtuvo respuestas positivas. «En tres meses -explicó Núñez- ya teníamos todas las necesarias. Cuando recibieron el correo empezamos a recibir llamadas preguntándonos cómo podían participar. Les explicamos en qué consistía el proyecto y todas firmaron el consentimiento informado y están implicadas, interesadas y atentas a los resultados».

En estos meses estuvieron recogiendo las muestras de sangre para extraer las de suero y localizar en ellas las proteínas minoritarias, los denominados biomarcadores. «No interesan -explicó- las más abundantes, sino las minoritarias y usamos un protocolo optimizado para eliminar las primeras y quedarnos con las segundas». Núñez explicó que el trabajo que todavía les queda pendiente es identificar las proteínas minoritarias, que localizan a través de nanopartículas, para establecer la comparativa entre pacientes diagnosticas de cáncer de mama y mujeres que no se encuentran en esa situación.

 Avances en el diagnóstico

Los resultados permitirán un diagnostico del cáncer de mama en una fase precoz y a través de un análisis de sangre que permitirá determinar el subtipo del tumor y que evitará tener que recurrir a la biopsia convencional.

Este proyecto, junto con el laboratorio, se puso en marcha con la asignación económica de 121.500 euros del premio que recibió Cristina Núñez del Instituto Carlos III. El estudio consta de varias fases. La primera de recogida de muestras y síntesis de las nanopartículas. El segundo y el tercero están reservados para buscar los biomarcadores entre los perfiles proteicos y a través de estudios estadísticos.

 Trabajo en equipo

El Laboratorio de Nanotecnología del HULA creó un grupo multidisciplinar de investigación oncológica en el que están integrados 21 miembros, que pertenecen a los servicios de oncología, urología, ginecología y cardiología. Su objetivo en este caso es, además de las técnicas de diagnóstico precoz de cáncer, principalmente de vejiga, pulmón y mama, el desarrollo de ensayos clínicos y la búsqueda de marcadores clínicos, celulares y moleculares, que permitan diseñar los patrones de respuesta a los tratamientos .

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La biopsia líquida arranca en el HULA con un estudio sobre cáncer de mama