Últimas puntadas de la sastrería lucense

La de Luis Varela Roibás resiste al pie de la Muralla, en el mismo local desde 1971

.

lugo / la voz

La sastrería tradicional da sus últimas puntadas en Lugo. En la capital lucense, la de Luis Varela Roibás (Outeiro de Rei, 1945) es una de las últimas en activo en una ciudad en la que, según recuerda, llegó a haber más de veinte profesionales trabajando al mismo tiempo. La competencia industrial y la falta de interés de la Administración por formar profesionales para este oficio, son, según Roibás, la claves del estado al que se ve reducido este oficio. La sastrería Roibás está en la esquina de la Ronda da Muralla y la calle Bispo Aguirre. Para los que caminan por el adarve de la Muralla resulta inevitable ver el veterano rótulo que la anuncia.

¿Cómo es a estas alturas del siglo XXI el cliente de una sastrería tradicional en Lugo? Roibás lo define como un hombre de más de 40 años, que quiere ropa hecha a su medida. Dice que lo más solicitado son trajes, que él define como sport, incluso con chaleco. Aclara que también tiene clientes jóvenes, que, por ejemplo, para la boda, quieren un traje hecho a medida. También sigue recibiendo encargos de abrigos. En este caso, proceden de «xente que foi toda a vida de xastrería á medida, e non se encontran ben con outro tipo de prendas».

Roibás, en cuanto a las telas, señala que en su casa proceden básicamente de Cataluña: Barcelona, Tarrasa, Sabadell. Aunque también tiene algún producto de procedencia italiana y las que denomina «inglesadas». Está claro que el sector tampoco se libra de la competencia china. En todo caso, está convencido de que, a día de hoy, «en canto á calidade de tecido industrial, en pañería seguimos sen ter nada que envexar a ninguén».

Este veterano profesional lucense señala que en otros países, como Inglaterra, la sastrería tradicional también tuvo su crisis, pero acabó superándola. En Lugo no parece que tal crisis sea superable para este sector. Con Roibás casi como último baluarte del oficio, este sastre comenta con nostalgia: «Nos anos 60/70 [do século pasado] había en Lugo máis de vinte xastres traballando ao mesmo tempo». Aclara que no ocurre solo en Lugo: «Asturias era unha zona de moitos e grandes xastres e hoxe xa non hai». Él mantiene clientes incluso de A Coruña, Ourense y Pontevedra.

Tiempos mínimos

El trabajo de un artesano de la confección tiene por fuerza que notarse en la calidad del producto final. Entregar un traje hecho a conciencia, explica Roibás, exige entre 40 y 45 horas de trabajo. Con menos, en su opinión, el trabajo no puede ser bueno. Por eso, si no dispone del tiempo mínimo, no acepta encargos. Para un pantalón son suficientes ocho horas.

Roibás está convencido de que «ao cliente, ademais de calidade e bo prezo, hai que darlle comodidade». Por eso, hace ya tiempo que incorporó un servicio de camisería a medida. Muestra el catálogo de telas, toma las medidas y las remite a la fábrica. El cliente dispone en diez días de una camisa hecha a medida.

En tan dilatada vida profesional como es la suya, las anécdotas vividas son muy numerosas. Cuenta que a veces es difícil convencer al cliente de que la prenda que solicita no se adapta en absoluto a sus características físicas. Relata que en una ocasión recibió a un hombre bajito y muy voluminoso que quería un traje Príncipe de Gales, con una lista en rojo. Con paciencia, mano izquierda y persistencia, el sastre logró que su cliente cambiase de parecer. Finalmente, le cosió un traje en tela lisa.

Fidelidad a los orígenes

El local de la sastrería Roibás tiene un cierto aire inglés. Se mantiene fiel a su diseño original (principios de los años 70 del siglo pasado). Por ese motivo, es frecuente que los clientes pidan autorización para hacerse una foto en el local, a veces con su titular.

Roibás señala un deseo para su oficio: «Eu querería que a Administración se preocupara un pouco desta profesión. A nivel de gremio intentouse nalgún momento facer algo, pero ao final non se fixo nada».

«Ao cliente, ademais de calidade e bo prezo, hai que darlle comodidade»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Últimas puntadas de la sastrería lucense