El bum de la natalidad en Outeiro de Rei obliga a ampliar el colegio

Desde hace años, el municipio se convirtió en dormitorio de Lugo y aumentó la población infantil

s.v.
lugo / la voz

Outeiro de Rei comenzará el curso con obras en su colegio. El gran número de población que ha ido llegando a Outeiro en los últimos años se ve reflejado en el CEIP Laverde Ruíz, que lleva años desbordado y buscando soluciones para atender a su elevado número de alumnos. El delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, visitó ayer estas obras junto al alcalde. «Desde el Concello, valoramos positivamente estas obras de la Xunta porque eran muy necesarias», asegura el alcalde, José Pardo Lombao. «Unhas obras imprescindibles, pero que chegan tarde», añaden desde la oposición.

Hace más de diez años fueron muchos los lucenses que se trasladaron a vivir a Outeiro de Rei como un concello dormitorio de Lugo. Los precios económicos y las nuevas urbanizaciones, como la de Guillar que se estaba construyendo en aquella época, fueron un gran atractivo para los vecinos que se instalaron allí. «Os primeiros que chegaron a vivir a Guillar seguían mandando aos seus fillos ao colexio en Lugo, pero pouco a pouco foi habitual que os nenos foran ao colexio de Outeiro», explica Xosé Ferreiro, concelleiro del BNG.

Servicios infantiles

Pequeñas obras y remodelaciones en el interior del colegio permitían que el centro fuera salvando el curso año tras año, pero los vecinos llevan tiempo reclamando que el centro se adapte a un alumnado que duplica su cifra inicial. Teniendo en cuenta estos datos, el Concello dedica «un esfuerzo importante al programa de conciliación para ofrecer un servicio fundamental», cuenta el alcalde. Los pequeños de la casa pueden estar atendidos desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde, en función del trabajo de sus madres y padres.

Desde la oposición indican que los parques infantiles están «moi descoidados e precisan un mantemento maior», afirma el concelleiro do BNG, Xosé Ferreiro. En respuesta, el Concello asegura que está trabajando en la renovación de estos espacios infantiles.

El municipio cuenta con seis parques, cuatro en Guillar y otros dos en el propio núcleo de Outeiro. «O problema está nas aldeas e parroquias onde os pequenos non teñen ningún lugar para xuntarse a xogar», señala el concelleiro del BNG.

En cuanto a las actividades infantiles, aunque cuentan con una gran variedad, los precios han subido en los últimos años, critican desde la oposición.

El colegio está situado en ple na N-VI, lo que puede convertirse en una zona peligrosa durante la entrada y salida de niños del centro, advierten desde el BNG. Respecto a esto, el Concello asegura que la construcción reciente del aparcamiento del colegio y la colocación de señales de zona escolar y de bandas rugosas para reducir la velocidad son medidas para garantizar la seguridad.

El BNG propone que se construya una rotonda con semáforos delante del colegio. Una idea que, desde el Concello no ven viable, ya que «la N-VI depende de Fomento y no tien sentido una rotonda donde no hay cruce».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El bum de la natalidad en Outeiro de Rei obliga a ampliar el colegio