Un flotador de basura y maleza rodea la ciudad

A pesar del riesgo extremo de incendio, algunas fincas no están desbrozadas

.
s. v.
lugo / la voz

Que en Lugo la maleza provoca una situación insostenible no es ningún secreto. Después de los chistosos carteles que alguien colocó en distintas zonas de la ciudad al grito de «véndese herba seca, preguntar por Balseiro ou pola alcaldesa», el siguiente paso es vigilar los alrededores de la ciudad, que también están infestados de este mal que, además de reunir a roedores y otros animales, también pueden ser la causa que haga que un incendio tenga mayor gravedad.

.

Lo que dice la ley

El pasado 28 de diciembre el Gobierno de la Xunta de Galicia aprobó modificaciones en la Ley 3/2007 de prevención y defensa contra incendios forestales de Galicia. Estos cambios afectan, entre otros, a la gestión de la vegetación que rodea los núcleos que están habitados.

La distancia que tiene que estar desbrozada ha pasado de 30 a 50 metros en suelo urbano, núcleos rurales o urbanizables. Además, no puede haber especies pirófilas, es decir, que tengan afinidad con el fuego como pinos o eucaliptos.

.

Las copas de los árboles deben distar diez metros de las edificaciones y en ningún caso se pueden proyectar sobre los tejados.

Al oeste, en la zona de A Louzaneta, las fincas incumplen claramente la normativa y es que en algunos casos las silvas y los toxos superan los dos metros. El plazo límite para los desbroces finalizó el 31 de mayo y la Xunta debía informar a los incumplidores a partir de esa fecha, con una notificación. El riesgo extremo de incendio del que informan desde hace semanas los paneles de la DGT no parece ser la prioridad del organismo, que debía proceder a la ejecución subsidiaria en aquellos casos en los que los propietarios no realizaron el desbroce, cuyos cargos tendrían que abonar a posteriori dichos poseedores.

.

En los antiguos tanques de agua, en Mar Cantábrico, los helechos y la hierba inundan el recinto, que es público. Ya en As Gándaras, en las zonas no edificadas del polígono se crea una masa de toxos que alcanza hasta donde llega el horizonte. La falta de mantenimiento en los terrenos también tiene como consecuencia que la inversión para solucionar el problema de la maleza triplique la cantidad inicial que se podría haber subsanado con un buen mantenimiento, regulado y controlado.

Un solar junto a las casas

En A Piringalla el problema es aún mayor ya que el solar vacío que está entre las calles Ángelo Colloci y Avutarda tiene un aspecto salvaje y alcanza los varios metros de altura. Un peligro al tener en cuenta que está rodeado de casas en un núcleo de población bastante habitado.

.

En San Fiz, otra zona próxima a la ciudad, los casos se duplican. En la travesía Virxe da Esperanza la estampa selvática se repite año tras año de una forma habitual. En la zona urbanizable de San Fiz los arbustos obligan a los viandantes a pisar la carretera en algunos puntos para evitar la vegetación, que ocupa más de la mitad de la acera. Una vergüenza sin resolver por parte de los organismos, que se arriesgan a que se repita la catástrofe de octubre del año pasado. Las multas por no desbrozar se dividen en leves, graves y muy graves y van desde los 100 a los 1.000.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un flotador de basura y maleza rodea la ciudad