El verano gallego más allá de las playas masificadas

Piornedo es uno de los lugares más atractivos para disfrutar de agosto en la montaña lucense

.
s.v.
LUGO / la voz

El verano en Galicia es mucho más que el turismo de sol y playa de las Rías Baixas. Las montañas del interior lucense se convierten en un gran atractivo para aquellos que se atreven a disfrutar de un verano diferente.

En el corazón de Os Ancares se encuentra Piornedo, uno de los lugares más característicos y típicos de la zona por las antiguas pallozas que todavía se conservan en su interior.

El forastero que decide descubrir Os Ancares en el cálido mes de agosto ya nota que el aire que se respira es diferente conforme la altitud va aumentando.

Sin embargo, no todo el mundo conoce el secreto del interior. Los hosteleros de la zona aseguran que este verano han detectado un descenso de los turistas y que, en general, el número de visitantes es mucho mayor en invierno cuando la nieve convierte a la montaña en el mayor centro turístico de la zona.

Los vecinos de Piornedo

Manolo González y Leonor Santamaría son vecinos de Piornedo, aunque durante todo el invierno viven en Barcelona. «Desde Semana Santa hasta octubre aprovechamos para estar aquí y disfrutar de este paisaje único», cuenta Leonor. Junto a ella, Manolo recuerda su infancia en Piornedo. «Nesta palloza de aquí nacín eu», afirma, mientras enseña el estado de abandono en el que se encuentra. «Necesitamos que se arranxen, pero os veciños non podemos asumir ese gasto, é moi caro, como uns 100.000 euros», asegura.

Las pallozas son auténticos museos al aire libre y una auténtica reliquia a nivel europeo. «A nosa empregámola como palleira. Cando fai frío fóra, dentro fai calor, e ao revés», explica Manolo.

Uno de los problemas más graves que notan los vecinos es la carretera: «en inverno, moitas veces a neve impide a chegada dos turistas», cuenta Manolo. Aunque el problema de fondo, aseguran, no es la nieve, sino el estado de la vía. «El acceso a Piornedo es lamentable, hay muy poca señalización y necesitamos mejorar el estado de la carretera», comentan los vecinos. «A estrada é tan estreita que os coches suben con medo e moi despazo. Menos mal que hai GPS, que senón non sei como chegarían», mantiene Manolo. Tanto desde Navia como desde Becerreá, los conductores que no son de la zona tienen que consultar varias veces el mapa para comprobar si están en la ruta adecuada.

Turistas en la montaña

A pesar de que la carretera puede ser una auténtica odisea, los turistas ponen a prueba su sentido de la orientación y llegan desde múltiples lugares de España. Entre ellos, una pareja de Becerreá que viaja con otra pareja de Madrid. Los cuatro se muestran encantados con Os Ancares y son ya turistas habituales. «Llevamos viniendo desde hace tres años y hemos notado un ligero deterioro con el paso del tiempo», aseguran.

Elegir entre sol y playa es fácil para José Enrique Moreno y sus cinco compañeros aventureros de viaje. Ellos son del Bierzo y decidieron venir hasta la sierra lucense para conocer otras zonas de montaña. «No conocíamos Piornedo y nos está gustando mucho», comenta José Enrique. Sobre la carretera, aseguran que no encontraron dificultades porque ya están acostumbrados a conducir por montaña. Lo que más ha llamado su atención ha sido «lo bien restaurado que está el pueblo» y se muestran sorprendidos al ver como «con tan pocos vecinos y poco dinero, el pueblo está tan bonito», sostiene esta familia del Bierzo que disfruta del día en Piornedo.

Ellos no son los únicos que pasean por el pueblo. Desde Madrid llega Daniel Ros, guiado por un ourensano que conoce la zona. El grupo ha decidido venir a pasar el día a Piornedo par ver en primera persona las típicas pallozas. Luego, disfrutarán de la Ribeira Sacra y pasarán la noche en Foz, donde se encuentran hospedados estos días de vacaciones por Galicia.

Las pallozas son la seña de identidad de Piornedo, unas construcciones prerromanas que fueron el hogar de los vecinos hasta hace pocos años. Apagar el móvil, desconectar del mundo y respirar aire puro en Os Ancares es una opción perfecta para disfrutar del verano lucense, lejos de las playas masificados, el calor excesivo y las vacaciones más convencionales.

.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El verano gallego más allá de las playas masificadas