Lugo, capital del desmadre publicitario

Mupis ilegales, anuncios en todas las esquinas y ausencia de una ordenanza, según denuncia Lugonovo


lugo / la voz

El desmadre publicitario en la capital lucense es de tal calado que la pasada semana hubo una «guerra» secreta entre algunos colocadores de anuncios para evitar que algunos fueran arrancados posiblemente por empresas de la competencia. En Lugo sale gratis poner publicidad donde se quiera. Así, por ejemplo, aparecen en cualquier esquina la de videntes que «saben» el futuro y la que ofrece cursos de técnicas de relajación. Lugonovo alertó ayer de que la ausencia de una ordenanza es la causante de esta situación que estos días tiene convertida a la ciudad en la capital de la cartelera de orquestas y verbenas.

Hace unos días un colocador de anuncios se superó a si mismo colocando los pequeños pasquines de una empresa de reparaciones lo más alto posible para intentar que no se los arrancasen. Así, sin que se sepa muy bien cómo, pegó los anuncios a más de dos metros de altura en las farolas y en otros elementos urbanos.

Los anuncios llegan incluso a las cercanías de grandes monumentos. «O mesmo da un espectáculo de circo que una sesión de picadiscos, unha feira de mostras ou unhas festas parroquias. E tanto teñen as pantallas acústicas das estradas como os piares da ponte sobre a N-VI, que un colector, un sinal topográfico ou mesmo un farol», indicaron ayer desde Lugonovo.

«Todo vale para termar dos anuncios que, pouco a pouco van tapizando a cidade ata convertela nun escaparate gratuíto do mal gusto. Cada recuncho da capital pasa a ser un inmenso taboleiro propagandístico no que teñen cabida todo tipo de reclamos», indicó el concejal Víctor Álvarez. El edil dijo que todo esto sucede por la falta de una ordenanza que regule la publicidad exterior. «A cidade é un grande carteleira de orquestras. Un expositor que cada fin de semana vai aumentando de gordura para actualizar a oferta de verbenas», dijo el edil que, en su opinión, esta cartelería proporciona una imagen de suciedad porque en muchos casos los anuncios tardan años en retirarse.

Mupis ilegales

Además de no avanzar con la ordenanza de publicidad, el Concello de Lugo permite que una empresa siga comercializando los «mupis» (anuncios cristalera que hay en plazas y en algunos jardines) a pesar de no tener ningún contrato porque ya venció hace años. La multinacional sigue ganando dinero con las campañas que contratas, la última la de la Sareb que anuncia pisos por 50.000 euros en una calle de Sarria. «Todo é manga ancha», matizó ayer el edil de Lugonovo, Víctor Álvarez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Lugo, capital del desmadre publicitario