El Breo ilusiona antes de empezar

Baloncesto Los aficionados aplauden los fichajes y renovaciones de la futura plantilla de la ACB


lugo / la voz

Las diferencias de presupuestos entre la Liga LEB Oro y la ACB es abismal, algo que acusan esencialmente los equipos que entran en la categoría y más si cabe en el caso de un equipo de una ciudad pequeña y destinado a luchar por evitar el descenso de categoría como el Cafés Candelas Breogán.

Los aficionados breoganistas esperaban con mucha expectación a conocer los movimientos de los responsables del club en el mercado y tras una semana de mucho movimiento tras conocerse que el equipo ya era miembro de pleno derecho de la ACB los comentarios que se están publicando en redes sociales dan el visto bueno a las incorporaciones del club para la próxima temporada.

Una de las claves la próxima temporada, aspecto que destacó el director deportivo Quique Fraga, será contar con una pareja de hombres altos dominantes. En ese sentido el primer fichaje que confirmó el Breo de manera oficial fue el del ex barcelonista Velodymyr Gerum, un pívot de 2,08 que puede actuar de cuatro o de cinco y que fue nominado la pasada temporada el mejor jugador de la LEB Oro por delante de un primer espada como Jordi Trías.

El otro refuerzo destinado a apuntalar el juego interior, aunque en este caso su fichaje no ha sido hecho oficial por el club es el del holandés Henk Norel, un pívot de 2,12 metros que la pasada temporada fue elegido en su posición como el jugador más valioso de la ACB. Norel lleva 12 años en la máxima categoría del baloncesto nacional y su llegada al Breo, tras pagar los lucenses por su fichaje al Gipuzkoa una cantidad de unos 30.000 euros, supuso uno de los grandes bombazos de la pretemporada, ya que nadie pensaba que el cuadro lucense pudiera aspirar a llegar a un jugador de tan contrastada valía y destinado a convertirse en uno de los grandes pilares en los que se sustentará la permanencia del equipo que prepara Natxo Lezkano.

Llegada de Redivo

La tercera incorporación, aunque tampoco ha sido confirmada por la entidad, será la de Lucio Redivo, que recalaría a Lugo tras el descenso del Bilbao Basket. El escolta argentino era otra de las piezas codiciadas del mercado internacional y todo indica que jugará la próxima temporada en el Pazo Universitario.

Los fichajes han ilusionado a la afición, pero no ha sido menos agradable la acogida de las renovaciones, todas ellas de jugadores vitales la pasada campaña.

El único jugador sobre el que nunca hubo dudas respecto a su continuidad fue el capitán, Salva Arco, del que ya se sabía que iba a seguir al terminar la liga. También estaba casi garantizada la continuidad de Cristian Díaz, que seguirá un año más.

La confirmación de la renovación de un base experto como Uriz, pieza fundamental en el ascenso, y Sulejmanovic también recibió una excelente respuesta de los aficionados, felices por poder contar en el retorno a la ACB con dos de los jugadores más queridos.

Un caso curioso fue el del sueco Löfberg. En principio se anunció que dejaba el equipo, a pesar de su gran aportación la pasada campaña, pero finalmente el club reconsideró su postura, sobre todo tras comprobar que el mercado no contaba con jugadores muy superiores a lo que ofrecía el internacional sueco y decidieron ofrecerle la renovación, que el alero aceptó encantado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Breo ilusiona antes de empezar