El parque de bomberos de Lugo queda descabezado este verano durante las vacaciones del jefe

Según el popular Enrique Rozas, que atribuye el problema a la falta de previsión del gobierno local


lugo / la voz

Que actualmente no haya jefe de servicio en Cultura o en el parque móvil municipal crea inconvenientes para la gestión municipal. Pero que el parque de bomberos se quede sin jefe tiene una relevancia especial. Eso es lo que opina el concejal popular Enrique Rozas, que asegura que el parque contra incendios del municipio de Lugo está sin jefe, porque quien ejerce esta responsabilidad (un cabo que asume funciones de sargento) está de vacaciones y el gobierno local no tuvo la previsión de nombrar sustituto.

Rozas, viceportavoz del grupo popular, señala: «Ahora mismo la responsabilidad se reparte entre los cabos responsables de cada turno, pero la situación en ocasiones es caótica porque, al no estar decretada oficialmente esa responsabilidad, en los turnos en los que no hay un cabo asume la responsabilidad el bombero con mayor antigüedad». Rozas considera que «esta forma de actuar no es adecuada; los socialistas tendrían que aplicar un mecanismo similar al que se usa para la Policía Local, ya que cuando el jefe del cuerpo se encuentra ausente, se designa a una persona en funciones para desempeñar esa responsabilidad y se evita así un vacío de poder».

En la actualidad la plantilla está formada por 39 bomberos y el jefe; de dicha plantilla, cinco miembros están de baja (cuatro son de larga duración). Rozas declaró: «La situación empeora en los períodos vacacionales, ya que el número de bomberos se reduce a 25, circunstancia que provoca que se tengan que realiza refuerzos entre el personal de la plantilla para completar una media de 6 por turno. La situación en la que se encuentra la plantilla es precaria; es preciso urgir al gobierno local que abone los honorarios correspondientes a estos refuerzos, que los bomberos llevan un año sin cobrar».

Organización

Por último, el viceportavoz del grupo municipal del PP señaló: «Es imprescindible que se establezca una estructura de mando, ya que la persona que ejerce las funciones de sargento no lo es, sino cabo, y desempeña las funciones de jefe de bomberos. También es necesario que se designe un cabo responsable de cada turno. Es urgente cubrir las 12 plazas incluidas en las ofertas públicas de empleo correspondientes a los años 2015, 2016 y 2017». Avisó de que es preciso «tener en cuenta que en el año 2019 se jubilarán otros 6 miembros del cuerpo para no reducir aún más la plantilla de un servicio que es fundamental para la seguridad de los lucenses».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El parque de bomberos de Lugo queda descabezado este verano durante las vacaciones del jefe